Una Iglesia menos rígida y más libre propone Papa Francisco

22

Bratislava, Eslovaquia

Una Iglesia menos rígida y que deje una mayor libertad propuso ayer el papa Francisco en su discurso ofrecido a los obispos y religiosos de Eslovaquia, país a donde llegó este domingo para su visita oficial de 3 días.

El papa se encontró con los obispos y religiosos en la catedral de San Martín, en el centro histórico de Bratislava, y les habló de la necesidad de “una Iglesia humilde que no se separa del mundo y no mira la vida con desapego”.

El discurso del papa se centró en dar consejos al clero del país como “no olvidar” la necesidad de “compartir, caminar juntos, acoger las preguntas y las expectativas de la gente” y de huir de la “autorreferencialidad”, porque “el centro de la Iglesia no es la Iglesia”.

“Salgamos de la preocupación excesiva por nosotros mismos, por nuestras estructuras, por cómo nos mira la sociedad. Adentrémonos, en cambio, en la vida real de la gente y preguntémonos: ¿cuáles son las necesidades y las expectativas espirituales de nuestro pueblo? ¿Qué se espera de la Iglesia?”, señaló el pontífice.

Para ello, habló de la “libertad”, pues “sin libertad no hay verdadera humanidad”.

Y alertó que:

“Una Iglesia que no deja espacio a la aventura de la libertad, incluso en la vida espiritual, corre el riesgo de convertirse en un lugar rígido y cerrado”.

Deja un comentario