Ayuntamiento de Morelia dará seguimiento a presunto abuso policial

44

Morelia, Michoacán – Liliana Jiménez/ Víctor Ruiz

Ante un hecho violento que se presentó en la madrugada de este domingo, el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, aseguró que su administración será respetuosa de los derechos humanos y de la presunción de inocencia.

En un mensaje enviado desde Palacio Municipal y donde se hizo acompañar por el comisionado de seguridad, Alejandro González Cussi, el edil hizo referencia a unos hechos que se dieron en la colonia Solidaridad.

“Mi administración no negará ni rehuirá los problemas; los habrá de enfrentar con responsabilidad y estricto apego a Derecho”, refirió al detallar que el secretario del Ayuntamiento, Yankel Benítez Silva, ya se comunicó con los familiares de la víctima.

Foto: ACG

Por otra parte, el presidente municipal aseguró que la Policía de Morelia fue abandonada por la anterior administración, además del problema de inseguridad que se vive en la capital y que se manifiesta en acciones como las ocurridas esta madrugada.

Al respecto, Alfonso Martínez comentó que ya tuvo comunicación con el Fiscal General del Estado (FGE), Adrián López Solís, para colaborar en el esclarecimiento de los hechos.

Foto: ACG

¿Qué fue lo que pasó?

Elementos de la Policía de Morelia agredieron a balazos al conductor de una camioneta en las inmediaciones de la colonia Solidaridad al filo de la 01:45 de este domingo, sobre la avenida Tratado de libre Comercio.

Ahí, los uniformados localizaron un taxi atravesado sobre la avenida obstruyendo la circulación en su totalidad. De inmediato los oficiales se bajaron para investigar que ocurría.

Al preguntarle al chofer qué sucedía, éste les comentó que se había quedado sin gasolina, por lo que procedieron a revisar la unidad y su estatus para verificar que no contara con antecedentes de robo.

En ese momento, se les acercó una camioneta que iba a toda velocidad, los policías aseguran que escucharon una detonación y ordenaron al conductor a detener su marcha, pero él hizo caso omiso.

Al acercarse la camioneta, uno de los policías observó que el conductor portaba algo en su mano izquierda y al ver que no obedecía a las indicaciones realizó un disparo de advertencia.

Cuando el hombre detuvo la marcha de la camioneta, los policías se percataron de que lo que sostenía en su mano era un envase de cerveza y tenía sangre en el rostro, por lo que solicitaron el apoyo de paramédicos, pero éstos no llegaron por faltas de unidades.

Minutos después llegó personal médico del propio municipio, auxilió al herido y lo trasladó a un hospital.

El oficial que disparó su arma tuvo que resguardarse dentro de la patrulla, ya que al llegar los familiares de la víctima comenzaron agredirlo.

Tanto el policía que accionó su arma como sus tres compañeros se presentaron ante el Ministerio Público de forma voluntaria para iniciar las investigaciones correspondientes y deslindar responsabilidades. La Fiscalía General del Estado ya inició una carpeta de investigación.

Deja un comentario