Pudo ser error el asesinato de Abraham Mendoza

0
64

Morelia, Michoacán

Existen pruebas que podrían acreditar que el homicidio del comunicador Abraham Mendoza fue una equivocación, aseguró el Ministerio Público al juez cuando le solicitó la vinculación a proceso de los tres detenidos y agregó: “si otorga la vinculación a proceso de los tres imputados, en la próxima audiencia se presentarán las pruebas de que fue una equivocación la muerte de la víctima”.

Durante esta primera audiencia, se expuso que los tres imputados ya habían intentado anteriormente asesinar a una persona, a quien podrían haber confundido con el comunicador, pero “se les peló”. Esto se pudo concluir de mensajes que se mandaron los acusados días antes del homicidio.

En la audiencia realizada en la sala 7 de Oralidad, que duró cinco horas, estuvieron ausentes los familiares de la víctima y de los detenidos. Únicamente estaban presentes algunos representantes de los medios de comunicación y un grupo de custodios que vigilaban sigilosamente a los tres detenidos originarios de de Ocotlán, Jalisco.

Los imputados, Kevin P., Antonio G., y José Wilber G., se reservaron el derecho a declarar y aceptaron como sus representantes legales a los abogados de oficio enviados por el Estado.

Posteriormente, el juez solicitó al Ministerio Público aportar las pruebas que primero demostraran la legal detención de los imputados minutos después de cometer el crimen del comunicador.

En la narrativa de hechos se señaló que el pasado 19 de julio Kevin, Antonio y José ya estaban desde temprana hora planificando el crimen, ya que durante una hora y media vigilaron sus movimientos.

Para ello, llegaron a bordo de un vehículo Ibiza, color blanco y lo estacionaron sobre la calle de Pedro de Fuentes, de la colonia Nueva Valladolid, a una cuadra donde se ubica el estacionamiento del gimnasio donde se encontraba Abraham, el cual se ubica en la avenida Madero Poniente.

Mientras esperaban que saliera la víctima, se enviaban mensajes de WhatsApp entre ellos. Algunos de estos mensajes describían que había dos “zapatitos blancos”, haciendo referencia al vehículo de Abraham, un Mercedes Benz blanco, así como a otro vehículo estacionado en el lugar.

Otro mensaje decía: “ya está, compa. Ya está, compa”, confirmado la muerte de la víctima.

Uno de los imputados, de apodo El Omega, fue quien se colocó afuera del estacionamiento del gimnasio para vigilar la salida de Abraham. A las 13:00 horas, al tener a la vista al comunicador, le hizo señas a Kevin, quien estaba recargado en la pared de una casa de empeño cercana. Éste observó la salida del vehículo Mercedes, se puso del lado del piloto y le disparó con una pistola calibre 40 milímetros en cinco ocasiones, de las cuales tres balas impactaron en el comunicador, dos en cabeza y otra en el hombro.

Herido de muerte, Abraham continuó manejando rumbo a la avenida Madero Poniente; sin embargo, ya sin control se brincó el camellón para impactarse contra la fachada de un negocio ubicado del otro lado de la acera perteneciente a la colonia Gertrudis Sánchez y quedó sin vida dentro del vehículo.

Durante la agresión, una bala perdida hirió al comerciante de paletas identificado como Arturo G., de 59 años, quien jalaba su carrito rumbo al monumento cuando escuchó los impactos bala y corrió, pero sintió dolor en su pierna derecha y observó que salía sangre, por lo que se refugió en unos laboratorios clínicos ubicados junto a un banco.

El vendedor alcanzó a ver cómo un sujeto vestido de negro, con chamarra negra con rayas blancas y gorra negra, corría junto a otro hombre que traía una sudadera negra de mangas largas.

Los tres hombres fueron detenidos por la policía de Michoacán sobre el libramiento y Calzada la Huerta cuando se desplazaban en el Ibiza y les aseguraron diversas armas de fuego.

Al realizar los exámenes de rodizonato de sodio, Kevin salió positivo, también aseguraron el arma con la que se cree que realizó los disparos que privaron de la vida al comunicador.

Las pruebas aportadas por el Ministerio Público sobre la detención legal de los imputados están compuestas por videos de las cámaras de vigilancia C5i, que prueban el desplazamiento del vehículo de los imputados, videos de los negocios aledaños, donde se observa a Kevin, disparar contra la víctima, así como testimoniales de personas que presenciaron la escena.

También se presentaron las cuatro armas aseguradas, tres cortas y una larga, dos gorras y cargadores, los mensajes de texto de los celulares de los imputados.

El juez analizó la gama de pruebas presentadas por el Ministerio Público y dijo:

“independientemente de que sea una equivocación, están los elementos que demuestran que Kevin accionó el arma para privar de la vida Abraham y lesionar al comerciante de paletas, al igual que sus compañeros que participaron, aunque no dispararon, pero existen pruebas de su complicidad”.

Por ello, dictó auto de vinculación a proceso contra los tres imputados y confirmó cárcel preventiva oficiosa, por lo que serán recluidos en el Centro de Readaptación Social (Cereso) Mil Cumbres. El juez otorgó seis meses para que el Ministerio Público y abogados defensores presenten pruebas de sus dichos. Será el 22 de enero del 2022 cuando se realice la próxima audiencia.

Deja un comentario