Oaxaca en Morelia, los tesoros de la artesanía artística del estado hermano

0
19

Morelia, Michoacán

Nuestra visita a la exposición Sabor, Cultura y Tradiciones:  Oaxaca en Morelia, que podrá ser vista hasta el domingo 18 de julio en los Jardines de la Casa Natal de Morelia, en el casco histórico moreliano, fue casual, porque la feria no ha tenido una gran publicidad.

Y es una pena, porque la muestra realiza un interesante recorrido por las manifestaciones culturales más genuinas del estado hermano, donde la artesanía artística es una suerte de vocación de vida que se anida en sus pueblitos, barrios, plazas y apretados callejones.

Acompañado por Jesús Ángel Gallardo Sánchez y Julieta Bautista López, nos dimos a la tarea de recorrer los diversos salones de la feria, donde abundan productos que están repletos de historia y hechos sorpresivos.

En uno de los primeros stands se observa una generosa muestra del mezcal, bebida tradicional de Oaxaca, que tiene su cuna en Matatlán. Pudimos apreciar la crema con 6 grados de alcohol que compite con propuestas de licores que pueden alcanzar los 43 grados, así que deben ser bebidos con mucho cuidado.

Al lado del mezcal están los dulces entre en los que se distinguen los concentrados de sabores que pueden ser de Jamaica, guayaba y horchata, el café molido, típico del estado, el chocolate dulce a la canela y el pozol que es una bebida tradicional de Chiapas que tiene como base el cacao y el maíz molido y se toma bien fresca.

También se ofrece sobres de chicatana, que son unas hormigas comestibles que solo salen una vez al año y llegan a costar hasta 3 mil pesos el kilo a fin de año. Son muy ricas y su sabor no se puede comparar con otro.

En otro mostrador repleto de clientes se exhiben ropas típicas de Oaxaca, mayormente casuales, para jóvenes o señoras, principalmente. Se ven hermosos vestidos de mangas largas o cortas bordados a máquina, aunque también se muestran otros, más caros, hecho a mano.

Igualmente, mayorean las blusas de galas con lentejuelas, los gabanes, rebosos, guayaberas para niños y adultos y cubrebocas artesanales.

Los sombreros de gamuza, bordados o pintados a mano, todos de hilo de maguey, atraer mucho la atención, al igual que los tradicionales sobrepuestos para la playa. Todas las telas son frescas, ideales para el verano.

El reino de la Chaquira

Sin dudas uno de los pabellones más visitados y atractivos de esta feria de Oaxaca en Morelia es el dedicado a la chaquira, piedrita originaria del vecino estado.

El joven Jesús Armando, el encargado, nos comenta con entusiasmo:

“Bueno, la chaquira son piedritas que se elaboran en el pueblito de Huajuapan de León, en la zona mixteca de Oaxaca, ubicado en el camino a Puebla.

Las piedritas se van insertando en grueso hilos, se van tejiendo, no se pegan. Además, se tiñen con hermosos colores que son para toda la vida. Y así, casi de la nada, se elaboran las flores, anillos, pulseras y los collares que estás viendo.

Ahora, las personas se creen que se trata de piedras naturales, y no es así, son hechas por los artesanos con técnicas que solo ellos conocen. Todo el proceso de elaboración se hace a mano. Nada de máquinas”.

El soldadito de plomo

Por último, visitamos el pabellón de los metales, donde Marco Antonio Vázquez Sánchez nos explica:

“Estas figuras que ves pertenecen a la artesanía en plomo, que actualmente se trabaja con antimonio, que es una aleación de metales. Aquí tenemos de todo: el legendario soldadito de plomo, un juego de ajedrez de aztecas contra españoles, animalitos en miniatura, personajes de películas como El señor de los anillos y figuras históricos mexicanos al estilo de  Pancho Villa, junto a Pedro Infante y otros actorazos.

No podía faltar el niño moreno que juega con las maracas, una figura representativa de nuestro folclore.

Más hacia acá vemos esculturas grandes, hechas de resina para que no pesen mucho. Te vas a sorprender, pero exhibimos un Chapo Guzmán, que nos pidió un extranjero, junto a una figura del Hombre-Pájaro”.

Creo que la feria Oaxaca en Morelia, más allá del lógico proceso de ventas, nos puede acercar a una cultura llena de pasión y elementos rituales ancestrales, que en el ámbito de la artesanía artística tiene muchos tesoros que mostrarnos.

Deja un comentario