Peticiones básicas de docentes de UNAM Morelia siguen sin resolverse

57

Morelia, Michoacán

Para levantar el paro de la ENES-UNAM Morelia que mantiene desde hace 80 días la Asamblea General de Docentes de Asignatura (AGDA), se requiere que la dirección cumpla tres premisas fundamentales: pago en tiempo y forma de salarios y prestaciones (algunas adeudadas desde semestres anteriores), estabilidad laboral inmediata, así como representación de la AGDA en los espacios de toma de decisiones.

En entrevista, la docente del área de Sociales de la institución, quien prefirió guardar el anonimato por temor a represalias, resaltó la disrupción en el diálogo que se ha presentado desde la semana pasada cuando la Dirección y el Consejo Técnico de la ENES-UNAM Morelia decidió echarse para atrás en las mesas de diálogo sostenidas sobre los tema de pagos y representatividad de la Asamblea en espacios donde se toman decisiones que les afectan directamente, donde se decide sobre su estabilidad laboral.

La profesora mencionó que las autoridades universitarias de la UNAM “han querido mantener la imagen de diálogo”, pero en el fondo, intentan darles atole con el dedo a los docentes que buscan hacer valer sus derechos.

Narró que la cosa iba bien, la AGDA había logrado acuerdos con la dirección (restitución parcial de materias y cargas horarias a profesores que habían sido despojados arbitrariamente sin aviso ni justificación), pero las autoridades lanzaron misivas a los medios de comunicación argumentando que se había cubierto el 99% de los pagos pendientes, situación que es falsa, pues indica que tras analizar los primeros 46 casos, se detectó un adeudo de la autoridad de más de 350 mil pesos a profesores de asignatura, que son la parte docente que presenta los salarios más castigados de la UNAM.

“Es importante mencionar que los docentes de asignatura conforman el 78% de la plantilla laboral de la institución, con cerca de 399 docentes con esta adscripción. Al hacer las cuentas, registramos que hubo personas a los que se les debían desde los mil 500 hasta los 36 mil pesos, con adeudos en sueldos, hasta prestaciones como el aguinaldo”.

En próximos días, los docentes afectados continuarán con el cálculo de adeudos, cuyo monto será dado a conocer la siguiente semana.

A pesar de haberles entregado un pliego petitorio de 23 puntos a las autoridades, se remiten a tres solicitudes nodales para levantar el paro que ha mantenido a mil 400 estudiantes sin recibir clases virtuales desde hace dos meses y medio.

“Los puntos mínimos para levantar el paro los redujimos a tres: pago completo sueldo y prestaciones (algunas adeudadas desde semestres anteriores), estabilidad laboral inmediata, y representación de la AGDA en los espacios de toma de decisiones”.

Al momento y después de casi 90 días de lucha, derivado de la cerrazón de las autoridades, lo único que ha logrado es que les regresaran cargas horarios y asignaturas a docentes a los que se les habían retirado de forma deliberada y sin justificación, sin embargo, el tema de los pagos y la representatividad sigue estancado.

Denuncian intromisión de AAPAUNAM

En días pasados, las autoridades universitarias sostenían una serie de reuniones con la Asamblea de profesores inconformes, pero de buenas a primeras llegaron de la mano de representantes de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM), lo cual generó suspicacias por parte de los docentes.

“El AAPAUNAM que se supone debe velar por los intereses de los docentes, no había aparecido ningún día desde el 6 de abril (comienzo del paro) pese a que sabía de los adeudos graves a los docentes, pero de repente llegaron a una reunión convocada con la dirección y el Consejo Técnico, hacemos un llamado a que el AAPAUNAM saque las manos ya que la AGDA es el único órgano de representación”.

En tanto, la docente afectada recalcó que el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers ha hecho caso omiso de la situación.

Con una interlocución fallida, en la que la dirección no reconoce a la AGDA y aún desconociendo el monto total de adeudos, la profesora se mostró optimista para que las autoridades retomen el diálogo y sobre todo, haya resarcimiento del daño y en lo subsecuente, tengan representatividad en los espacios académicos de la institución.

Reconoce apoyo de estudiantes

Finalmente, la profesora afectada reconoció el apoyo incondicional que han recibido por parte de la matricula estudiantil, cuya lucha ha sido asumida como propia por parte de las y los alumnos de las 13 licenciatura de la ENES-UNAM Morelia.

“Ha sido un gusto y un honor compartir con ellos la lucha que han asumido como propia porque reconocen que las condiciones laborales de los docentes son injustas e insostenibles, agradecemos profundamente su solidaridad”.

Deja un comentario