Alumno de ITM desarrolla proyecto de implantes ortopédicos antibacteriales

0
11

Morelia, Michoacán

El estudiante de segundo grado de Doctorado en Ciencias en Ingeniería en Metalurgia, Víctor Manuel Solorio García, del Tecnológico Nacional de México, campus Instituto Tecnológico de Morelia, trabaja en la producción de piezas para implantes ortopédicos con Ti64l4V aleado con plata y cobre como refuerzo bactericida.

Solorio García precisó que su proyecto de investigación y desarrollo tecnológico denominado “Fabricación y Caracterización de Compuestos de Ti64l4V reforzados con plata y cobre para aplicaciones biomédicas”, pretende la elaboración de piezas ortopédicas que permitan disminuir o impedir la proliferación y desarrollo de bacterias y microorganismos nocivos para la salud.

“Las técnicas metalúrgicas y metodologías utilizadas son innovadoras porque no hay estudios relacionados con la aleación Ti64 con adición de plata y cobre en proceso de sinterizado en estado líquido, ya que los estudios existentes son sobre materiales sólidos, es decir, que no tienen una porosidad o un medio por donde puedan pasar fluidos causantes de la proliferación de microorganismos”.

El estudiante trabaja la línea de investigación sobre procesamiento de materiales de Metalurgia de Polvos para la fabricación de piezas biomédicas y es asesorado por el profesor Investigador del TecNM Campus Morelia, Dr. Héctor Javier Vergara Hernández y la colaboración del Dr. Luis Olmos Navarrete de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

“Es muy conocida la utilización de piezas de Titanio como prótesis, pero este no tiene la capacidad de respuesta para evitar la proliferación de agentes microbianos, ya que es la principal causa de rechazo de material por parte de algunos pacientes”.

El proyecto busca cumplir con las Normas Internacionales existentes para la elaboración de estas piezas, a fin de disminuir los riesgos de rechazo por parte del cuerpo humano, para lo cual, se deberán cumplir con diferentes pruebas como la disolución de iones, estudios de corrosión, estudios microbiológicos y de biocompatibilidad.

“Nuestro trabajo analiza la posible disolución de elementos de aleación como el aluminio y el vanadio ya que si no se tiene cuidado se pueden provocar afectaciones, aunque en los estudios que hemos realizado no hemos encontrado indicios de esta disolución de metales en los pH trabajados, sin embargo, es muy importante continuar con el análisis de corrosión de estos materiales y estudiar la reacción del organismo para evitar complicaciones como el cáncer”.

En otros países seguramente se elaboran piezas con este tipo de compuestos como el Titanio 64, Acero inoxidable y aceros al cromo, pero con adición de elementos de aleación como plata y/o cobre, no se tiene evidencia, sólo como recubrimiento.

Finalmente precisó que este proyecto permitirá que el Tecnológico Nacional de México Campus Morelia tenga la capacidad para dar respuesta y atención a este tipo de necesidades.