Un pedófilo chantajeó a casi 2 mil personas para que cometieran repulsivos delitos sexuales

0
15

Londres, Gran Bretaña

La Agencia Nacional de Crimen del Reino Unido (NCA por sus siglas en inglés) indicó ayer miércoles que  Abdul Hasib Elahi, un pedófilo británico de 26 años que explotó y chantajeó a casi 2.000 ciudadanos en todo el mundo, ha admitido un total de 158 cargos.

Entre los cargos contra este sádico delincuente figuran el chantaje a personas para que cometan terribles abusos contra ellas mismas, sus hermanos o niños cercanos, divulgación de fotos privadas indecentes, fraude, y posesión de más de 65.000 imágenes explícitas de menores, incluidos las de bebés violados.

 Todos los delitos fueron cometidos entre el 1 de enero del 2017 y el 7 de agosto del 2020.

Elahi, que se declaró culpable en audiencias separadas en el Tribunal de la Corona de Birmingham, fingía ser un millonario corredor de bolsa y chantajeaba a sus víctimas para que cometieran delitos sexuales en línea.

Escogía a presas que estaban endeudadas o que eran demasiado jóvenes y las engañaba para que le enviaran fotografías en las que aparecían desnudas total o parcialmente, asegura la NCA.

Asimismo, prometía pagarles miles de libras por imágenes de posados y enviaba falsas capturas de pantalla de dinero saliendo de su cuenta para convencer a sus víctimas.

Venta de fotografías a través de la nube

La investigación de la NCA cifra los afectados en al menos 196 y establece que el acusado contactó con unas 600 personas en línea en Reino Unido. Asimismo, trató de contactar a 1.367 mujeres en Estados Unidos, al tiempo que buscó indefensos en otros 20 países, entre ellos Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

“Cuando recibía suficientes imágenes reveladoras, él amenazaba con revelar las fotografías a los familiares y amigos de las víctimas, a menos que le enviasen más”, agrego la NCA.

Muchas de sus agredidos estaban tan aterrorizadas que no tenían más opción que cumplir.

Elahi vendió fotografías a través de la nube y la vía encriptada de la aplicación Telegram, obteniendo más de 25.000 libras esterlinas (35.420 dólares).

Tony Cook, jefe de operaciones de la NCA, manifestó que “el equipo de investigación ha quedado horrorizado por la sádica depravación de Elahi” y “la escala mundial de su ofensa”.

Una segunda acusada, Kirsty Nicholls, de 35 años, de Northolt (Middlesex), también admitió su culpabilidad en algunos delitos. Ella conoció a Elahi en el sitio web Sugar Daddy y juntos admitieron dos agresiones sexuales contra un niño, a quien le tomaron imágenes indecorosas.

Ella será juzgada los días 9 y 10 de septiembre en la corte de Birmingham Crown.