¡Lleva tus lomiconchas!, Any las llevará a tu domicilio

0
9

Ciudad de México – Milenio

Hace unas semanas en redes sociales, especialmente en Facebook, se hicieron virales las fotos de Any, una perrita repartidora que se encarga de entregar pedidos de comida vegana y ahora, la perrita está repartiendo ‘lomiconchas’, que tal como su nombre lo indica, son conchas de pan dulce con forma de perrito.

Garritas Guerreras, el refugio con el que colabora la perrita, es el encargado de subir las fotos de Any y ahora anunciaron que están vendiendo ‘lomiconchas’ veganas, con la finalidad de reunir dinero para comprar croquetas para los 160 perritos y gatitos que están al resguardo del albergue.

Dichas ‘lomiconchas’ son hechas de algarrobo y vainilla, y totalmente veganas. Aunque en un principio solamente tenían la forma de una concha tradicional, los encargados de realizar el pan se les ocurrió la idea de darles forma de perrito, ya que son entregadas por Any y los fondos que se recauden serán para Garritas Guerreras.

Si haces tu pedido, Any será la encargada de entregar hasta la puerta de tu casa las ricas ‘lomiconchas’. Lo recaudado de la venta de las conchas también será destinado para el tratamiento de un perrito que forma parte del refugio llamado ‘Quesadillo’.

En caso de hacer una compra de las ‘lomiconchas’, Any llegará con su característica mochila, la cual ha llamado la atención, ya que es muy parecida a la que utilizan los repartidores de las diferentes apps de comida como Uber Eats.

De acuerdo con Garritas Guerreras, cuando tu pedido llegue a tu casa, si lo deseas, podrás entregarle a la perrita una donación de croquetas, las cuales servirán para alimentar a todos los animalitos que viven en el albergue y que buscan un hogar.

Por otra parte, también puedes acudir a Manuel Acuña #65 en la colonia Moderna en la alcaldía Benito Juárez para comprar tu concha.

Con divertidas y tiernas fotos, Any ha logrado acaparar la atención y hay personas quienes aplauden la labor del albergue y claro, hay otros que no dudan en poner su granito de arena, por lo que compran la comida que vende el albergue o simplemente deciden donar croquetas para los lomitos que viven en este lugar.