Buenos Aires, Argentina

Jorge Irigoyen, también conocido como el “Tenor de los Balcones”, originario del barrio de Almagro, en Buenos Aires, murió durante esta semana de covid, luego de asombrar a todos con un vozarrón que hacía vibrar a los vecinos que lo escuchaban desde sus casas donde estaban confinados por la pandemia.

El tenor, protagonista de un verdadero espectáculo que se escuchaba en diferentes puntos de esa zona, era aplaudido con furia desde los balcones y las calles cercanas donde se podían escuchar temas que iban desde el Ave María al Himno Nacional de Argentina.

Sin embargo, luego de algunas semanas, tanto él como su familia dieron positivo a covid, y aunque su esposa y sus hijos pudieron mejorar, para él no fue lo mismo, su estado de salud comenzó a ser más grave hasta que falleció.

A través de redes sociales, muchos de sus vecinos mostraron los videos que daban cuenta de los verdaderos conciertos que ofrecía en su balcón. Nadie lo interrumpía, salvo para festejarlo por la iniciativa solidaria, gratuita y trascendental en tiempos de coronavirus.

Varios medios argentinos comenzaron a seguirlo y su fama alcanzó tal grado que ya empezaba a realizar conciertos en línea.

Deja un comentario