Buena semana para México y los mexicanos, mala para la 4T

0
20

Por Delberti Mitzi Aparicio

El martes 27 de abril la Cuarta Transformación recibió cinco golpes en un solo día. Los dos primeros son el retiro de la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero y la de Raúl Morón Orozco en Michoacán.

El tercer golpe es por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) quien ratificó y avaló los criterios elaborados por el Instituto Nacional Electoral (INE) para evitar la sobrerrepresentación de diputados de representación proporcional en el Congreso de la Unión. O sea, que ya no van a poder hacer trampa de mandar candidatos con máscara de un partido para que cuando lleguen a la Cámara se pongan la de otro y romper la representación.

Además, el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) aprobó interponer ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) acción de inconstitucionalidad contra la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El cuarto golpe lo dio el Juez Juan Pablo Gómez Fierro, titular del Juzgado Segundo de Distrito en materia Administrativa especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, quien concedió la primera suspensión definitiva del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PANAUT), porque considera que esto sólo sirve como una base de datos en investigaciones criminales y no asegura una baja en la incidencia delictiva.

Y para finalizar, Julio Scherer, consejero de AMLO, durante una entrevista con la periodista Carmen Aristegui dijo: “hay que taparle la boca a los reporteros”. El dicho se tomó como una declaración de censura. Sin embargo, más tarde por medio de un tuit explicó que eso no fue lo que quiso decir.

Ante estos hechos, el presidente de la república reaccionó iracundo, violento e intolerante como se vio en la mañanera del día miércoles 28 de abril del presente año, en donde dijo que los integrantes del consejo general del INE así como los magistrados de la sala superior del TEPJF no son demócratas, haciendo, de esta manera, una invasión a la división de poderes, una intromisión a un órgano constitucional autónomo quien funge como árbitro de las elecciones. Ahora resulta, según el presidente, que tanto el INE como el TEPJF se crearon para que no hubiera democracia, ¡es increíble! Cuando se sabe que la creación del INE como el TEPJF costaron mucho trabajo; además, el modelo de estas instituciones se ha replicado en otros países, de hecho, el derecho electoral como tal, es un andamiaje construido en México que se ha replicado en varios países de américa latina, el INE ha sido ejemplo de organizar elecciones en otros países. Por ello, al acusar a estas dos instituciones de antidemocráticas, el presidente está fuera de la realidad, está descuadrado.

Afortunadamente para el país, el INE y el TEPJF sacaron la casta y dieron la cara como instituciones autónomas, instituciones que generan equilibrios, que vigila al poder, y en este caso, evita que se cometan abusos.

Por lo pronto “aire fresco” recorre los pasillos de las instituciones electorales del país a pesar de las amenazas del presidente.

¿Pero por qué sucede todo esto? La respuesta es porque en la Cámara de Diputados no hay legisladores, no hay personas que piensen con cerebro propio, sólo hay personas que piensan con el cerebro del presidente, porque ahí es donde se están decidiendo estas cosas, ahí es donde están decidiendo qué hacer con el país, qué hacer con el dinero del pueblo (el cual está siendo utilizado para cumplir los caprichos presidenciales y para puros programas clientelares), eso es lo que desafortunadamente sucede en la Cámara.

¿Qué debemos hacer para que esta pesadilla se acabe de una manera pacífica, democrática y legal? La única solución que queda para detener esto, es que este 6 de junio votemos para sacar a los diputados de Morena de la Cámara de Diputados.

La disyuntiva está muy fácil: dictadura o democracia. Y yo voy por la democracia.