Encuestas por la gubernatura de Michoacán

0
35

Esfera Pública

La campaña por la gubernatura de Michoacán la dividiría en dos etapas, y la segunda acaba de iniciar; ya se acercan a la recta final de la contienda, el seis de junio.

En esta segunda etapa, el candidato de la alianza PAN, PRI, PRD, Carlos Herrera, arrancó perfilado con fuerza y con inercia de campaña sólida, pero ahora ya tiene fuerte rival: Alfredo Ramírez Bedolla, de la alianza Morena-PT.

Lo atípico de esta contienda, es que el aspirante del Morena-PT sólo hará campaña un mes, lo cual nos obliga a deducir o inferir si supo o no aprovechar Carlos Herrera, un mes de campaña sin rivales de peso.

De este ejercicio saldrá una perspectiva de la fuerza y consistencia que podría traer este candidato triple-aliancista y si podría alcanzarle para ganar.

Entonces, aquí valoraría una de dos hipótesis:

a) Supo aprovechar un mes de campaña sin rivales y creció en intención del voto.

b) No supo aprovechar y no creció.

Sólo en su cuarto de guerra saben la respuesta, pero también se puede desprender de un análisis de los números y encuestas. En mi opinión, es necesario conocer este pequeño gran detalle.

El Financiero, publicó recientemente una encuesta muy interesante, en donde aparecen números que nos interesan en intención del voto:

  • Alfredo Ramírez (Morena-PT) 38%
  • Carlos Herrera Tello (PAN, PRI, PRD) 37%
  • Mercedes Calderón (Movimiento Ciudadano) 10%

Esta encuesta se realizó a través de entrevistas telefónicas entre el 13 y el 25 de abril, y me indica que están empatados y cualquiera de los dos punteros podría ganar el seis de junio próximo.

Me parece que el triunfo se dará por diversos factores que me atrevo a enumerar:

  1. Al momento de escribir esta columna, trascendió una reunión entre el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles y el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, y en su twitter, el Gobernador Aureoles llamó a una “unidad y cierre de filas que aún puede lograrse”. En mi opinión, estas líneas traen un mensaje implícito de apoyo del Ingeniero, pero eso se sabrá más adelante.
  2. Habrá que leer más encuestas y escenarios, para entender cómo crece o ver si se sigue cayendo el Morena en Michoacán. De acuerdo a encuestas de El Financiero, este partido político tenía una intención de voto del 43% en marzo pasado, y para finales de abril, se desplomó 5 puntos porcentuales, para llegar a 38%.
  3. Habría que conocer tendencias en el voto de Herrera Tello durante un mes de campaña sin rivales. Si creció, su equipo lo hizo bien, pero si no creció o disminuyó, querrá decir que en su equipo deben ajustar con urgencia la estrategia.
  4. Aprecio ya, un cambio en el tono de comunicación de Carlos Herrera Tello. Ahora su tono comunicacional es más duro hacia el Morena y su candidato, Alfredo Ramírez Bedolla. Eso a mí me indica que decidieron ajustar la comunicación porque seguramente algo aprecian en su cuarto de guerra. Para mí, buscan un diferenciador de marca, aún más “visible”.
  5. Habrá que ver cómo se mueven los números de la campaña del Morena, con la campaña que está haciendo Raúl Morón, el candidato de facto. En realidad, la campaña de este personaje luce más que la campaña del candidato oficial, Ramírez Bedolla. Esto me indica que Alfredo Ramírez Bedolla aún no tiene peso como candidato, a grado tal que acepta que Raúl Morón lo desplace.
  6. Y desde luego, el triunfo podría estar –en mi opinión-, en la movilización el día de la jornada electoral. Aquí los partidos tendrán que movilizar a su voto duro y estructuras partidistas. Claro está que ocuparán mucho dinero para lograrlo y la pelea con el dinero sólo estará entre los dos punteros. Sin embargo, por experiencia de movilización, en teoría lo harían mejor los partidos tradicionales PAN, PRI y PRD; aunque en este rubro percibo algo muy significativo: el dirigente del PRD en Michoacán se mueve un poco y hace lo que puede para “ayudar”. Pero los dirigentes del PAN y del PRI en el Estado, parece que salieron de vacaciones en esta campaña y no están ayudando. No se ven, no se escuchan y esto manda una señal negativa. Restan cuatro semanas, y habrá que ver si se despiertan los del PAN y los del PRI.

Así aprecio las cosas a un mes de la jornada electoral. Cualquiera de los dos punteros puede llevarse la victoria, y ahora se trata de no equivocarse y meter el acelerador en la innovación comunicacional.

El autor es consultor, estudia la maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.