Agricultura Sustentable, simplemente es una chingonería: productor

0
5

Morelia, Michoacán

El programa de Agricultura Sustentable simplemente “es una chingonería”, expresó Federico Jiménez González productor de granos del ejido San Antonio Tariacuri de Zacapu.

“Si le dieran continuidad a este programa, sería de gran beneficio para los productores, para el suelo y para el desarrollo agrícola sustentable; simplemente es una chingonería de programa”, señaló con alegría el productor que asegura que con el programa ahorró un 30 por ciento en producción y aumentó la cosecha en un 22%.

El programa funciona con base en la aplicación de insumos naturales a las parcelas, que ayudan a regenerar la fertilidad de los suelos. Los preparados fueron desarrollados por investigadores de la Universidad de Chapingo y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), coordinados por la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua) del Gobierno de Michoacán.

El productor beneficiado por el programa en 2020 señaló que, a pesar de que no fue una buena temporada de lluvias, se salvó la cosecha de maíz, alfalfa y sorgo, todo gracias a la aplicación de bioestimulantes con aminoácidos naturales.

Gerardo Noriega Altamirano es investigador de la Universidad de Chapingo y participó en el desarrollo de los insumos bionaturales para mejorar los suelos agrícolas. Él recalcó que con el uso de insumos los productores de maíz obtienen un 22% más de ganancias en temporal, pero quienes tienen riego tecnificado la productividad se eleva hasta en un 113%.

En lo que respecta a la producción de limón, Noriega Altamirano destacó que se pasó de obtener 19 a 20 toneladas del fruto por hectárea, gracias a la aplicación del programa Agricultura Sustentable.

Además, señaló que con la adquisición de los insumos los productores se ahorran un 30% en estos costos.

“Anteriormente se les arrojaba a las tierras glifosato, que está comprobado que degrada los suelos. Con estos productos se limpia el suelo en 12 días. Es un plus para todos los productores”, concluyó.

Deja un comentario