Morena vs Morena

0
10

Punto de Encuentro

“Nuestras acciones hablan sobre nosotros tanto como nosotros sobre ellas”
George Eliot

Estamos a unos días y horas del inicio oficial de las campañas electorales y en Michoacán el partido guinda está que se desgarra las vestiduras porque el Instituto Nacional Electoral (INE) le negó la candidatura a la Gubernatura a su aspirante, Raúl Morón Orozco, presidente municipal de Morelia con licencia y quién en estos días ha caído en una serie de contradicciones todo por no cumplir con las leyes y la normatividad electoral.

Las reglas electorales no son nuevas o por lo menos para estas campañas electorales en materia de fiscalización no fueron renovadas, ni modificadas por lo que el INE es el rector en la revisión de los aspirantes locales; aunado a que se entiende que Morón Orozco no es un improvisado en las contiendas de elección popular y deberá entender él y su partido que para poder encabezar una aspiración deberá cumplir con las reglas.

Sin embargo, pareciera que es más fácil victimizarse y enviar un mensaje erróneo a la ciudadanía cómo lo han promovido en los últimos días enviando grupos de jóvenes y mujeres a manifestarse contra la resolución del INE cuyo organismo lo único que hizo fue cumplir con la normatividad y hacer su trabajo.

De inició uno de los 7 candidatos a la gubernatura inició con el pie izquierdo poniendo en duda lo que más ha desacreditado su partido “MORENA” el rechazo a la corrupción y al manejo ilegal de los recursos y lo digo así porque, si Morón Orozco no fue capaz de comprobar los gastos de precampaña que se espera sí gana la contienda, de dónde provienen los recursos que está utilizando y la forma en la que se están usando.

La regla sobre fiscalización es muy clara y permite tanto a las autoridades electorales quienes son el arbitro en cada proceso y a la ciudadanía conocer cómo desde un inicio actúan quienes aspiran a representar gubernamentalmente a la población.

Y cabe destacar que las reglas que hoy aplica el INE fueron impulsadas y validadas por quienes hoy se sienten humillados, despojados y victimizados por dicho organismo autónomo por lo que el llamado es claro, asumir a tiempo la responsabilidad de nuestros actos con transparencia y rectitud, evitará caer en señalamientos.

Sin embargo, del problema de MORENA no son los organismos externos, son ellos mismos, ejemplo de ello es la disputa interna por la designación del candidato a la presidencia municipal de Morelia.

La noticia de la designación de un ex priísta y reciente morenista lo han tomado cómo una gran ofensa y los señalamientos especialmente en medios no han parado. Moraleja, no culpes a otros de tus propios errores.

Deja un comentario