Seimujer atenderá de manera diferenciada a las víctimas de violencia relacionada con la delincuencia

0
6

Morelia, Michoacán

Al 80 por ciento de las mujeres violentadas que son atendidas en los Centros de Justicia Integral para las Mujeres (CJIM) se le tiene que “sacar del estado” porque la ola de violencia no les permite regresar a su vivienda, informó Claudia Elena Padilla Camacho, titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer).

En el marco de la presentación del Protocolo para Salvaguardar la Seguridad, Integridad y Desarrollo de Mujeres que Viven Violencia Vinculada al Fenómeno de Adicciones y Delincuencia, la funcionaria estatal resaltó que el 63 por ciento de los asesinatos de mujeres en la entidad están vinculados a la delincuencia organizada.

Padilla Camacho matizó que las mujeres no están metidas en la operación de las células criminales, sino que son pareja de capos y la violencia las alcanza, sobre todo en municipios con alta incidencia delincuencial, entre los que enlistó Zamora, Yurécuaro, toda la Tierra Caliente y la Costa.

Claudia Elena Padilla Camacho

“Son mujeres que viven la violencia y se ven inmiscuidas en situaciones como éstas no porque pertenezcan a, sino ser las parejas de, y son doblemente vulnerables a temas de violencia”, añadió.

La titular de Seimujer refirió que con el protocolo presentado se dará atención gradual a las mujeres que viven esa ola de violencia. Resaltó que el primer paso consistirá en quitar estigmas a las mujeres que hagan uso de alguna sustancia nociva, reconoció que las instituciones las re victimizan.

“Se vuelve complejo el tema, porque al acudir a las instituciones, en muchas ocasiones no nos encontramos preparadas para abordar a las mujeres”, expresó.

Sobre las mujeres que son atendidas en los Centros de Justicia, la secretaria de Igualdad Sustantiva precisó que solamente el 20 por ciento regresan a sus hogares, mientras que el resto tiene que salir del estado, de ahí la importancia de tener un protocolo para identificar redes de apoyo comunitarias e institucionales.

Imagen: Protocolo para Salvaguardar la Seguridad, Integridad y Desarrollo de Mujeres que Viven Violencia Vinculada al Fenómeno de Adicciones y Delincuencia


¿Qué contempla el protocolo?

El protocolo para salvaguardar la seguridad, integridad y desarrollo de mujeres que viven violencia vinculada al fenómeno de adicciones y delincuencia contempla el respeto a los derechos de las mujeres y las niñas y abstenerse de realizar acciones discriminatorias que directa o indirectamente nieguen sus derechos; proteger sus derechos, incluyendo adoptar medidas para eliminar prejuicios y costumbres y otras prácticas que perpetúan la idea de inferioridad o superioridad de alguno de los sexos y los roles estereotipados para los hombres y las mujeres; y permitirles disfrutar de sus derechos adoptando medidas que aseguren que en la práctica los derechos son respetados, incluso a través de asegurar el acceso a los sistemas legales nacionales para exigir el respeto de estos derechos.

Imagen:Protocolo para Salvaguardar la Seguridad, Integridad y Desarrollo de Mujeres que Viven Violencia Vinculada al Fenómeno de Adicciones y Delincuencia


Contempla tres niveles de intervención:

I. La detección y plena identificación de la situación de riesgo de la mujer víctima, contemplando la evaluación y atención de sus necesidades físicas, psicológicas, sociales y de seguridad más urgentes.

II. La realización de un plan de intervención inmediata que, a partir de una evaluación de necesidades individuales y su priorización, contempla una gama de servicios integrales como: atención médica, psicológica, jurídica y de trabajo social, así como acciones que resguarden y protejan su integridad emocional y física.

III. El desarrollo de un programa de reincorporación psicosocial que contempla tanto la continuidad de la atención a sus necesidades físicas y mentales como la planeación y ofrecimiento de servicios de educación, capacitación y empleo que promuevan su incorporación de forma positiva y segura en la comunidad.

Deja un comentario