‘Por error’ dice Mario Delgado que asistió a cursos de la secta de esclavas sexuales

0
13

Ciudad de México

Durante seis meses el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, estuvo emitiendo pagos de 50 dólares a la secta de esclavas sexuales NXIVM, de Keith Raniere en 2016, antes de que el líder de esta organización fuera condenado fue condenado a prisión por explotación sexual y posesión de pornografía infantil.

Kaith Raniere, líder de Nxivm, culpable de todos los cargos

Así lo reveló una investigación de Juan Alberto Vázquez para el medio Animal Político, en donde además se revela que también perteneció a la organización, Clara Luz Flores, quien entonces militaba en el PRI pero este año fue nombrada por Mario Delgado como candidata a la gubernatura de Nuevo León por Morena.

Raniere, líder de secta Nxivm, obligó a mexicanas esclavizadas a abortar

Si bien el dirigente de Morena no quiso responder al periodista cuando se le buscó, posteriormente a la publicación del artículo emitió una postura en su cuenta de Twitter, asegurando que los cursos a los que asistió eran de liderazgo y gestión política y aseguró haber sido engañado -seis meses- para tomarlos.

Mexicana esclavizada narra maltratos del líder de secta Nxivm

No obstante, a raíz del juicio de Raniere, se sabe que en sus cursos las “enseñanzas” giraban en torno a intentar demostrar la superioridad del hombre frente a la mujer y entre otras cosas recomendaban que un hombre tuviera varias parejas sexuales y las mujeres sólo una. Según las creencias de este culto, las mujeres son narcicistas, materialistas, impulsivas y faltas de carácter.

Capturan en México a Keith Raniere, esclavista sexual

El periodista Alberto Vázquez respondió a este pronunciamiento que en 2016 ya se sabía que estos cursos eran parte de una estafa y se sospechaba de las actividades criminales de su líder, puesto que desde el 2003 se publicó una investigación al respecto:

“Las denuncias iniciaron, por cierto, desde el 2003 cuando la revista Forbes sacó un reportaje donde cataloga a NXIVM como “culto”. Luego tuvimos un puntual seguimiento dado por The Albany Times Union (cuyo reportero James Odato fue demandado por la organización y luego obligado a renunciar), seguido de notas de Vanity Fair y el New York Post”, escribió el reportero, quien escribió un libro sobre el paso de esta organizació en México.

Deja un comentario