Crisis hace pedazos a Famsa

0
19

Ciudad de México—Dinero en Imagen

Famsa va de mal en peor. En menos de un año perdió más del 60 por ciento de su valor global como corporación, y las acciones de sus ejecutivos no están haciendo más que empeorar la situación y sumiéndola en una espiral descendente sin final.

Después de quedarse sin su brazo financiero, Banco Ahorro Famsa, por malos manejos y por entrar en concurso mercantil, las pérdidas de Grupo Famsa son cada vez mayores. El valor de la firma colapsó: actualmente, asciende a 210 millones 856 mil 627 mil pesos, cifra muy por debajo de los 2 mil 530 millones de pesos que llegó a valer en 2019. En total, perdió 2 mil 319 millones 422 mil pesos en valor de capitalización en 12 meses.

La gota que derramó el vaso fue la liquidación de Banco Ahorro Famsa, a finales de junio de 2020, lo que ha dejado a la empresa en franca desventaja. Para Julián Fernández, analista de Bursamétrica, la situación de Famsa es compleja, ya que al no contar con su brazo financiero difícilmente podrá competir por los clientes, que pasarán a formar parte de Elektra o de Coppel. 

“El banco lo que le permitía era dar crédito y pagos flexibles a clientes. Al perder esta ventaja, ante la vista de sus usuarios será más difícil acercarse para comprar productos a Famsa”, consideró.

Más y más chicos

Grupo Famsa cerrará tiendas y perderá clientes, pues frente a su complicada situación financiera no podrá seguir compitiendo contra Coppel y Elektra.

De acuerdo con Fernández, la empresa tendrá que hacerse más pequeña, por lo que lo primero que podría hacer para reducir gastos sería cerrar tiendas, las más susceptibles de atravesar esa situación serían las que están en la Ciudad de México, pues se ubican en locales rentados.

“Es una empresa que se va a hacer chiquita, tendrá que reajustarse en cuanto a su nuevo modelo, perderá muchos puntos de venta, básicamente los que renta, que son casi todos los de la Ciudad de México. La empresa viene de Monterrey, muchos de los puntos de venta en el norte son de ellos, pero muy pocos en la ciudad son de Famsa, una de las estrategias será quitar de plano los gastos superfluos que pueden ser las rentas, los puntos de venta que no generen ingresos en un nuevo modelo de negocio, entonces vamos a empezar a ver que se hace más chica cada vez”.

Y la pandemia. Además…

Otro factor que afectará a la compañía es la crisis económica actual, pues sus clientes son de clase media y baja quienes, debido a la pandemia, probablemente tengan que amarrarse el cinturón y dejar de gastar en sus unidades.

Recientemente, la compañía anunció el cierre de unidades y de cuatro centros de distribución, así como adecuaciones en su estructura de personal para ser más eficiente y reducir costos al máximo.

Deja un comentario