Auditoría de la Federación se desdice ante amenazas presidenciales

0
14

Ciudad de México—SDP Noticias

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una condena pública a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por señalar inconsistencias en la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), el organismo “independiente” reculó y dijo que había una “deficiencia metodológica” en el cálculo original.

Esta retractación llega unas horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que el dato sobre la cancelación del NAICM revelado por la ASF era erróneo y exhortó al órgano técnico dependiente de la Cámara de Diputados a corregir su información, después de insinuar que parecía estar trabajando contra “sus adversarios”, es decir los “corruptos conservadores neoliberales”, los “enemigos de la nación”.

En su tercera entrega de la Revisión de la Cuenta Pública 2019, la ASF señaló que la cancelación del NAICM le costó casi 332 mil millones de pesos al Gobierno Federal. En diversas ocasiones, AMLO ha insistido en que el costo de la decisión rondó los 100 mil millones de pesos.

Tras revelar el dato y desatar la polémica, la ASF emitió un comunicado este lunes por la noche donde reconoce que “existen inconsistencias en la cuantificación realizada en el marco de la auditoría”, y agrega que “su contenido está siendo objeto de una revisión exhaustiva”.

“Al momento se ha detectado ya que dicho monto es menor a lo estimado inicialmente por una deficiencia metodológica”.

La ASF agrega que su auditoría había estimado el monto considerando “los flujos pasados y futuros para llevar a cabo la cancelación de las obligaciones contraídas para la construcción que no representan un costo, pero si un flujo de salida”.

Además, tomaba en cuenta bonos de circulación “que ya se encuentran contemplados dentro del costo de la inversión ejercida y la terminación anticipada de los contratos suscritos”, por lo que no debieron ser incluidos en el total.

Finalmente, destacan que el cálculo también había incluido “intereses de vencimientos futuros que no representan un costo actual” y que se verían reflejados como un costo a las finanzas públicas sólo en caso de no ser rescatados, “siendo que hasta entonces, en su caso, formarán parte del costo de cancelación”.

Deja un comentario