Estas son las poderosas armas de la alianza contra la 4T

45

Ciudad de México—El Universal

Los tres partidos tradicionales de México se unieron para en las próximas elecciones arrebatar el poder al nuevo régimen político autodenominado “Cuarta Transformación”, el cual surgió para arrebatarle el poder a ellos, acusándolos de corruptos, vendepatrias y de convertir al Estado en una maquinaria para beneficiar a la clase política que juntos conforman.

La alianza Va por México, integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), reconoce la omnipresente corrupción del país y asegura que al unirse estas instituciones partidarias con ideas ideológicamente divergentes, y en muchos casos opuestas, están dejando atrás las malas prácticas y a los malos elementos y construyendo un proyecto por el bien del país.

No obstante, académicos y expertos interpretaron la sorpresa que significó esta semana la revelación de quiénes serán los candidatos de esta coalición al Congreso de la Unión, pues en vez de caras nuevas “sólo se recicló a dinosaurios e impresentables”, según indican los comentaristas, lo que parece más bien dar la razón al discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador y su 4T que constituir una nueva propuesta ante lo que para muchos es ya un ensayo fallido, a dos años de la llegada al poder de Morena.

Entrevistados por El Universal, la escritora e investigadora de la UNAM, Sara Sefchovich; el investigador José Antonio Crespo, y el periodista y politólogo Salvador García Soto, coinciden en señalar que los partidos de esa alianza no están presentando una alternativa a los ciudadanos, sino dando continuidad a la política de amiguismos y compadrazgos que tanto ha criticado el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esta semana, las dirigencias nacionales del PANPRI PRD definieron a muchos de los candidatos de la alianza opositora Va por México, con la que intentarán arrebatarle la mayoría en la Cámara de Diputados a Morena y aliados, y hacerle contrapeso al presidente Andrés Manuel López Obrador y su Cuarta Transformación en el Congreso.

Incluso, muchos de los próximos diputados federales de oposición tendrán la tarea de echar abajo las iniciativas presidenciales o las reformas que planteen los legisladores de la alianza legislativa Juntos Hacemos Historia, conformada por MorenaPTPES Verde, en la Cámara Baja.

El pasado miércoles, la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN definió como sus abanderados plurinominales a los excandidatos presidenciales externos Margarita Zavala Gabriel Quadri, así como también al exsecretario de Gobernación y presidente del Senado, Santiago Creel Miranda; y la extitular de Migración y expresidenta nacional de AN, Cecilia Romero.

Juan Carlos Romero Hicks, Ignacio Loyola y Francisco Ramírez Acuña. También, Juan José Rodríguez Prats, Héctor Larios Córdova y Jorge Zermeño son otros de los enlistados.

Por su parte, en la Comisión Política Permanente del PRI también se definieron algunos de los perfiles que buscarán llegar al Palacio Legislativo de San Lázaro, como el actual líder nacional del tricolor, Alejandro Moreno; la secretaria general del tricolor, Carolina Viggiano; el líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Ismael Hernández Deras; así como el hijo de uno de los líderes históricos del PRI, Emilio Gamboa, Pablo Gamboa, o el exgobernador Rubén Moreira.

En cambio, el PRD sí optó por postular a más perfiles ciudadanos y externos que a los perredistas que siempre han ocupado sus listas para el Congreso de la Unión, como la campeona mundial mexicana de taekwondo en 2005, Edna Díaz; el general de División Diplomado del Estado Mayor, Pedro Felipe Gurrola; la abogada defensora de víctimas del VIH y niños con cáncer, Andrea Rocha; el basquetbolista y seleccionado nacional Gustavo Ayón; y el exdiputado federal e integrante de la corriente de Los Chuchos, Luis Cházaro.

“Muchos ciudadanos hemos dicho desde las pasadas elecciones que es de primordial importancia un Congreso plural, así que me encantaría que les arrebataran la mayoría a los de Morena, pero para eso tendrían que tener candidatos respetables y algunos de estas listas no lo son. Muchos de Morena tampoco, así que eso puede ayudar”, opinó Sara Sefchovich.

Politólogos consultados consideraron que estos perfiles, principalmente de PAN y PRI, son dinosaurios o más de lo mismo y representan el “amiguismo” y “compadrazgo” que siempre les ha criticado el Presidente, y apuntaron que se quedan cortos ante las expectativas que generaron con un bloque opositor, sobre todo al no voltear a ver a los perfiles ciudadanos.

La escritora e investigadora de la UNAM Sara Sefchovich dijo que desconoce cuáles de los perfiles serán propuestos en alianza o en candidatura, pero le llama la atención que haya dinosaurios con experiencia y que seguramente la usarán. Consideró que, por ejemplo, el PRI esté postulando a “impresentables” como Rubén Moreira o Alejandro Moreno, que a pesar de ser el dirigente nacional, nadie lo conoce; a Quadri o al hijo de Gamboa, que no los conocen ni quienes están informados en torno al tema.

“El problema, en mi opinión, es que sólo se están cuidando a sí mismos, garantizándose una chamba, pero no están realmente ofreciendo una alternativa, una oposición hacia la cual podamos voltear los ciudadanos. Son los mismos de siempre y su fama los precede, no para algo bueno.

“Muchos ciudadanos hemos dicho desde las pasadas elecciones que es de primordial importancia un Congreso plural, así que me encantaría que les arrebataran la mayoría a los de Morena, pero para eso tendrían que tener candidatos respetables y algunos de estas listas no lo son. Muchos de Morena tampoco, así que eso puede ayudar”, opinó Sara Sefchovich.

Declinó hacer un pronóstico de si con estos perfiles le alcanzará a la oposición para vencer a Morena, pero sí puso sobre la mesa el dilema al que se van a enfrentar los ciudadanos el próximo 6 de junio: votar por dinosaurios con experiencia o por desconocidos sin experiencia y que se ignora si podrán con el paquete, pero también criticó que en el bloque de Morena haya perfiles que han sido cuestionados.

“Y ese dilema es válido tanto para las alianzas como para Morena. Imaginemos una boleta electoral en donde hay que elegir entre un Moreira y un Noroña, o sus equivalentes, y da escalofrío. O entre dos desconocidos que lo mismo da si son de la alianza [opositora] que de Morena, y de nuevo, da escalofrío. Así las cosas para los ciudadanos”, describió.

El periodista y politólogo Salvador García Soto aseguró que con esos perfiles no le alcanzará a la oposición, y consideró que principalmente PAN y PRI mandan un mensaje muy negativo de cara a la expectativa que hay en la ciudadanía en este momento y sobre todo porque son los dos principales partidos de oposición que ya gobernaron al país, y dijo que parecería que apuestan por la experiencia, pero en realidad queda la sensación de que no tienen nuevos liderazgos.

“Uno podría pensar que después del fracaso que tuvieron ambos, en el PAN o en el PRI al perder la Presidencia, ya algo habían aprendido, y una de las lecciones es que tendrían que ser partidos más abiertos a la ciudadanía, a los liderazgos jóvenes y a nuevos rostros en la política, que es un poco lo que la gente demanda, y lejos de eso pues le apuestan a los mismos de siempre, a quienes tuvieron su oportunidad en su momento.

“No es un mensaje que genere mucha confianza de cara a lo que viene, que es una batalla estratégica para los partidos, para ellos y para la sociedad, porque ahí se va a definir si la sociedad mexicana quiere otros tres años de mayoría morenista, si quiere que el Presidente siga teniendo el control del Congreso o si apuesta por un equilibrio más sano en el Poder Legislativo y creo que es un mensaje negativo el que mandan con estos perfiles”, dijo.

Foto: Twitter @lopezobrador_

El columnista de El Universal dijo que con estos perfiles confirman la percepción de López Obrador de que la oposición está moralmente derrotada, y se reafirma el dicho del tabasqueño de que en esos partidos sólo se usan el compadrazgo y el amiguismo, y consideró que deberían tener más altura para demostrarle a la gente que aprendieron de las derrotas que tuvieron; acusó que, por ejemplo, en el tricolor el grupo político de Alejandro Moreno se “agandalló” todas las candidaturas.

“En el PRI me queda claro que siguen siendo lo mismo de siempre, pero además que el grupo que actualmente tiene el control del PRI, que es el de Alejandro Moreno y José Murat, prácticamente se agandallaron todas las candidaturas, porque los que se ven ahí, salvo algunos mexiquenses que lograron colocarse en las listas, pues es el grupo que controla el partido.

“Parece que a todos los demás grupos no los tomaron en cuenta, y ya no digamos a la sociedad y a la ciudadanía. Entonces, no están a la altura de lo que está demandando la ciudadanía a los partidos de oposición, y de lo que necesita el país, de democracia, que es buscar contrapesos a un poder presidencial como el de López Obrador, que cada vez se está convirtiendo en más excesivo”, consideró García Soto.

El politólogo José Antonio Crespo aseguró que básicamente son los mismos candidatos y que son los miembros cercanos a los grupos que predominan en los partidos políticos y estos perfiles no entusiasman a nadie, porque no hay novedad, gente fresca y no se notan integrantes de la sociedad civil que se puedan incorporar, y considera que Morena sigue teniendo ventaja.

“Coincido yo en que los candidatos que está poniendo la oposición no entusiasman porque no hay novedad, no hay gente fresca, mucha gente de la sociedad civil que se pueda incorporar, y en ese sentido, por lo que puedo proyectar, no por lo que dicen los candidatos, sino las encuestas, es que Morena sigue teniendo ventaja”, explicó.

El académico del CIDE indicó que no sabe cuánto le va a repercutir negativamente a la oposición que haya postulado a “los mismos”, porque ya no generan la misma confianza; consideró que ya están muy vistos y eso puede bajarles la votación, pero habló del voto útil que, aun conociendo a los candidatos, podría haber ciudadanos que ya no crean en el gobierno de López Obrador y consideren votar para frenar al gobierno.

“Sí, creo que se queda corta [la oposición], los partidos no están haciendo las cosas correctamente, ensimismados con sus propias personas, con sus cuotas, sí creo que no están mandando buen mensaje y todo va a depender de la actitud de la gente.

“La gente de verdad sólo va a votar por la oposición por razones ideológicas, porque les generan confianza sus candidatos, que también hay muchos de la farándula, y con ellos no sé qué decir, porque por un lado nosotros pensamos que no son los más adecuados para gobernar o para legislar, pero pareciera que la gente no le importa y prefiere votar por quien tiene fama, como lo vimos con Cuauhtémoc Blanco”, consideró Crespo.

PRD: el único diferente

El representante del PRD en el Instituto Nacional Electoral Ángel Ávila defendió las candidaturas externas que postulará el sol azteca y dijo que decidieron apostar por perfiles ciudadanos y los perredistas que normalmente van al Congreso, como Jesús ZambranoJesús Ortega Guadalupe Acosta Naranjo, estarán apoyando en tareas de partido.

“Hoy hay un importante relevo generacional y de impulso de nuevos cuadros; los dirigentes históricos siguen haciendo labores muy importantes: Zambrano está al frente del partido, Jesús Ortega forma parte de la Comisión de Candidaturas, igual que Guadalupe Acosta Naranjo, ellos siguen trabajando, pero hoy, de manera correcta, han ayudado a impulsar estos nuevos cuadros”, dijo Ángel Ávila.

Deja un comentario