Fiscalía ignoró a Mariana y ahora la mataron

0
22

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

De nada importó que Mariana denunció a las autoridades de Chiapas que había sido agredida sexualmente: la Fiscalía no movió un dedo en meses y ayer encontraron su cuerpo inerte frente a la clínica donde realizaba su servicio social de Medicina.

Pero el escándalo indignante no queda ahí, pues ahora el Ministerio Público pretende calificar de suicidio este evidente feminicidio que dejó claras huellas de violencia en su cuerpo, mientras el violador y probable asesino, un miembro de la comunidad de la víctima, sigue en completa libertad.

Mariana Sánchez Dávalos, de sólo 24 años de edad, era una estudiante de últimos semestres de la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Chiapas (UACH), y era en un hospital de la comunidad Nueva Palestina del municipio de Ocosingo, en Chiapas, en donde realizaba su servicio social y el mismo que sirvió de escenario para que fuera atacada sexualmente.

Hace sólo dos meses la víctima dio cuenta de la agresión a la Fiscalía General del Estado de Chiapas y además lo informó a su Universidad y a la Secretaría de Salud estatal para que la reasignaran a otro centro hospitalario, donde no tuviera que enfrentar a su agresor, pero todas las instancias oficiales ignoraron los múltiples protocolos que supuestamente están instaurados para prevenir la violencia de género y la dejaron en el completo abandono institucional, y con el riesgo inminente contra su vida.

Lo que sí hizo la Secretaría de Salud de Chiapas fue darle un mes de vacaciones, “para que se recuperara”, pero a la vez le suspendió su apoyo económico, la beca que reciben para manutención este tipo de estudiantes.

Fue en medio de esta indignante reacción de las autoridades chiapanecas que el 28 de enero apareció Mariana sin vida en el modesto cuarto que alquilaba para vivir mientras hacía su servicio social, a unos metros del nosocomio.

Desde ayer, colectivos feministas de todo el país y colegas pasantes de Medicina se unieron en un movimiento de resistencia ante la complicidad con la violencia contra las mujeres por parte de las autoridades, y ya se organiza una marcha de silencio la tarde de este viernes en honor a la vida de Mariana y para exigir inmediata y expedita justicia contra este cobarde y execrable acto.

Además, es posible apoyar a la familia a sufragar los ominosos y tristes gastos del sepelio, por medio de una colecta que está siendo organizada por sus colegas y amigos:

#JusticiaParaMariana

Deja un comentario