Mañana se va Morón y Morelia aún no sabe quién la gobernará

25

Morelia, Michoacán

Apenas hace un par de semanas el presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, anunció que dejaría su cargo el 30 de enero de 2021, es decir el día de mañana, para concentrarse en su campaña para llegar con Morena a la gubernatura del estado; no obstante, faltando menos de 24 horas no ha informado a los morelianos sobre quién será el que lo reemplace en el cargo que el pueblo moreliano le confió.

Al alcalde capitalino le llovieron críticas de sus opositores respecto de que había abandonado su encargo institucional desde que destapó sus intenciones para suceder a Silvano Aureoles en el Solio de Ocampo; sin embargo, él se defendió diciendo que solicita que “le descuenten todo el día” cada vez que se dedica a labores proselitistas, aunque nunca aclaró quién asume sus funciones como jefe del Gobierno Municipal durante sus ausencias que, eso sí, aseguró que nunca se dan por un día completo.

A pesar de que la prensa ha insistido en cada oportunidad en que el precandidato de Morena aparece en público en cuestionarlo sobre quién tiene pensado dejar a cargo del Ayuntamiento, Raúl Morón se ha dado la media vuelta y en cada ocasión ha contestado cortantemente con un “todavía no”.

Al respecto la Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán de Ocampo, en su Artículo 16, indica que el cargo de presidente municipal sólo puede ser renunciable “por causa grave que califique el Ayuntamiento con sujeción a esta Ley”, por lo que en realidad no es posible que el hoy morenista renuncie a su cargo.

La sucesión municipal está regulada por el Artículo 50 de este código de la siguiente manera:

  1. Si la ausencia es de 15 días o menos, lo suple el secretario del Ayuntamiento.
  2. Si el alejamiento es de entre 16 y 60 días, el presidente municipal debe recibir la autorización del Cabildo y el síndico municipal asume sus funciones como encargado de despacho.
  3. Si el alcalde dispone que se irá por más de 60 días, debe de solicitar la autorización del Congreso del Estado, el cual al otorgarle el permiso nombra a un presidente municipal provisional, que se mantiene en funciones hasta el retorno del funcionario electo ausente.
  4. A partir de los 61 días el Congreso puede decretar la ausencia definitiva y elegir al presidente municipal que lo sucederá definitivamente, debiendo respetar el origen partidista del alcalde electo por la ciudadanía.
FOTO: ACG

Esto quiere decir que en este caso, en realidad, lo que tiene que hacer Raúl Morón es pedir permiso al Congreso de Michoacán para ausentarse de su cargo por más de 60 días, tomando en cuenta que las elecciones serán hasta el 6 de junio, pero además notificando que no regresaría a su cargo pase lo que pase, ya que en declaraciones recientes difundió que aunque resultara perdedor en el proceso electoral no retomaría las funciones para las que fue elegido.

Por tanto, es el Poder Legislativo estatal el que deberá designar al jefe de la comuna moreliana que gobernará el municipio entre febrero y septiembre de este año, antes de que asuma sus funciones constitucionales quien resulte elegido en junio próximo.

Lista la “renuncia”

El alcalde moreliano hoy mismo confirmó que mañana hará formal en el Cabildo la solicitud licencia para separarse de su cargo, y en desconocimiento de la ley insiste en que será él mismo el que proponga su sucesor al Congreso del Estado, entre la síndica Labinia Aranda y el secretario municipal Humberto Arróniz, pero seguramente en la reunión con los regidores de este viernes alguien le hará saber cómo funcionan los procedimientos institucionales.

No obstante, en la práctica se espera que sí sea Raúl Morón quien termine decidiendo quién ocupará su cargo hasta la transición de mando, ya que al ser el coordinador estatal de la Defensa de la Cuarta Transformación, es decir, el jefe de Morena en Michoacán, probablemente será quien dé la indicación a los diputados de su bancada en el Legislativo Estatal sobre a quién proponer como presidente municipal sustituto, lo cual, según la praxis legislativo local, recibirá la venia y autorización del Pleno.

Así lo aclaró a Primera Plana el presidente de la Mesa Directiva del Congreso michoacano, el diputado Octavio Ocampo:

“El Congreso tiene que hacer un nombramiento a propuesta de la fracción partidaria a la que pertenezca el presidente municipal. No es el cabildo. Tampoco va a entrar el síndico o el secretario. El Congreso tendrá que nombrar a quien proponga, en este caso, Morena”

Deja un comentario