Denuncian trabajadores del ISSSTE: poderosos se roban las vacunas

30

Cuautla, Morelos—Excélsior

Mientras las máximas autoridades del país buscan predicar con el ejemplo y hasta el presidente de la República ya se contagió de covid, funcionarios corruptos en todo el país trafican influencias para vacunarse a sí mismos y a sus familiares robando las inyecciones que deberían ser para los médicos de primera línea, héroes de la pandemia.

En esta ocasión, trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) denunciaron a través de redes sociales y confirmaron de manera anónima su indignación por la vacunación de 15 familiares de directivos de la delegación en Morelos y dos funcionarios que no estaban contemplados dicha vacunación.

“Soy trabajador de la clínica Rafael Barba Ocampo y quiero denunciar que me parece injusto que haya personas del ISSSTE que estén recibiendo las vacunas cuando no trabajan frente a un área de riesgo como otros de mis compañeros y lo peor de todo es que ni trabajan aquí. El doctor Ramírez, junto con la jefa de enfermeras, dijeron a quién sí y a quién no (se vacunaría) y metieron a su familia, andaban trayendo una lista donde estaban nombres de varios familiares y el doctor Ramírez se vacunó y decía que él mandaba en la clínica”, acusó de forma anónima un trabajador del ISSSTE.

En redes sociales, una publicación señala directamente al jefe de Atención Médica del ISSSTE y encargado del programa de vacunación de esa institución de salud en Morelos, Armando Ramírez Saldívar, de haber incurrido en ese abuso de autoridad.

Además, de señalar a Ramírez Saldívar, exintegrante de la dirigencia estatal del PRI en Morelos, también acusaron a la subjefa de enfermeras de dicho hospital, Berenice Sánchez Vergara. Afirman que esta última llevó a vacunar a su mamá y su abuela.

Una trabajadora de dicho hospital denunció de forma anónima:

“Estamos muy molestos, el personal del ISSSTE de Cuautla, debido a que personas que no están adscritas a esta dependencia han recibido la vacuna de covid-19. Entonces, pues nosotros estamos inconformes ante esta situación porque, por ejemplo, la jefa de enfermeras trajo a familiares directos, siendo que no son dependientes de esta institución”.

Armando Ramírez Saldívar, presunto ladrón de vacunas

Este es el segundo escándalo que enfrenta la delegación del ISSSTE en Morelos luego del robo de vacunas en la Clínica 1, que se localiza en el hospital Carlos Calero, de Cuernavaca, de la cual no ha informado hasta el momento si los trabajadores que robaron el biológico ya fueron sancionados o retirados de su cargo.

La encargada de la delegación del ISSSTE en Morelos, Verónica Solano, dijo que informó al Órgano Interno de Control (OIC) regional y se presentó una denuncia ante la Delegación de la Fiscalía General de la República (FGR).

Deja un comentario