Las mujeres de la antigua Grecia también tenían sus olimpiadas…

0
12

Moelia, Michoacán

Como es sabido, en la época de mayor esplendor de la democracia en Grecia se celebraban unos juegos olímpicos antiguos, antecesores de las actuales olimpiadas, que reunían en la ciudad de Olimpia a miles de ciudadanos, pero en los que no podían tomar parte las mujeres como deportistas ni tampoco como espectadoras.

Ello no debe llevarnos a pensar que las féminas griegas se dedicaban solo a las labores del hogar, a criar hijos, a ponerles ofrendas a Afrodita, la diosa del amor, o a las tareas de pastoreo por los campos con sus maridos.  Todo lo contrario, muchas amazonas se las arreglaban para participar cada cierto tiempo en los Juegos Hereos, considerados los Olímpicos Femeninos de la Antigüedad, a pesar de que son poco conocidos.

Los Juegos Hereos, o La Heraia, como también se les llama, era un evento en honor a la diosa Hera, esposa de Zeus, el dios de dioses, y consistía en una carrera a pie organizada cada 4 años por “Las16 mujeres” en el Estadio de Olimpia. Las damas competían divididas en 3 categorías de edad y se movían como bólidos por la pista con el pelo suelto y una túnica que dejaba al descubierto toda la zona derecha del torso y llegaba hasta por encima de las rodillas.

Según indica el historiador Pausanias en su Descripción de Grecia, las ganadoras recibían coronas de olivo, granadas (símbolo de fertilidad) y carne de una vaca que previamente había sido sacrificada en honor a la diosa. Se sabe, incluso, que en ocasiones se erigieron estatuas en honor de las triunfadoras, aunque estas no han llegado a la actualidad.

Durante los Juegos Hereos se realizan presentaciones danzarías y corales y hasta se elaboraba un modelo especial de Peplo, prenda de cuerpo entero que las mujeres de la antigua Grecia utilizaban como atuendo típico.

Los orígenes

Hay varias leyendas sobre los inicios de los Juegos Hereos, aunque hay una que siempre ha sido la favorita de los expertos.

Cuenta Plutarco, sabio del mundo antiguo, que tras una larga guerra las ciudades de Pisa y Elis decidieron establecer una paz que debía durar muchos años. Entonces, los eleanos eligieron a la mujer más vieja, noble y apreciada de cada una de las 16 comunidades que formaban su ciudad, las cuales viajaron a Olimpia, donde se encargaron de tejer un gigantesco Peplo.

Además “Las 16 mujeres”, como han quedado inmortalizadas, le dieron el pitazo inicial a una carrera a pie en honor a Hera, diosa protectora del matrimonio y las amas del hogar, que luego siguió celebrándose cada 4 años para dar lugar a los Juegos Hereos, que recordamos hoy.

Deja un comentario