Los dispositivos electrónicos demoran nuestras lecturas

0
10

Morelia, Michoacán

Como se sabe, la velocidad en la lectura se calcula según el número de palabras leídas por minuto y está determinada por una serie de factores importantes como el nivel de experiencia de quien lee y su concentración, así como las características del texto, el cual puede ser muy fácil de revisar o en extremo complejo.

Sin embargo, en 2010, la consultora Nielsen Norman Group descubrió un tercer factor que no tiene que ver ni con el lector ni con lo que lee, sino con el dispositivo donde están escritas las palabras.

Según un estudio realizado por el científico Jakob Nielsen, las personas leen, en promedio, un 10% más despacio si lo hacen sobre las pantallas de las computadoras, las tablets y los teléfonos inteligentes, las cuales se quedan rezagadas en relación con un libro de papel.

Los dispositivos electrónicos también tienen un impacto negativo sobre nuestros vista, ya que parpadeamos apenas siete veces por minuto (el promedio es de 20) cuando los utilizamos y los ojos se resecan después de pasar un largo tiempo ante la pantalla.

Deja un comentario