CDMX lucha contra colapso hospitalario; covid amenaza con aplastarla

0
14

Ciudad de México – Excélsior

Tras haberse relajado las medidas de prevención al asumir como cierto que la pandemia “iba en descenso” en el país y en especial en su capital, según lo aseguró el presidente López Obrador y sus funcionarios de Salud por meses, ahora el Gobierno de la Ciudad de México lucha 24 horas al día por ampliar su capacidad hospitalaria para pacientes graves de COVID-19.

El semáforo rojo en una de las ciudades más pobladas del mundo significa el peor momento de la CDMX desde que inició la pandemia, ya que es inminente el riesgo de que en cualquier momento colapsen los hospitales.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó en conferencia de prensa que este domingo había disponibles 686 camas de hospitalización general y 365 de terapia intensiva de las aproximadamente seis mil 300 que existen en los nosocomios de la capital.

Indicó que su administración, en coordinación con dependencias federales como la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina, Instituto de Salud para el Bienestar y Secretaría de Salud, trabajan para ampliar la capacidad hasta unas siete mil camas lo cual esperan lograr esta semana.

Las camas se instalarán en Campo Militar Número 1, Hospital General de México, Hospital Ajusco Medio, entre otras.

Sheinbaum Pardo confió en que la ampliación de camas llegará a tiempo.

“Sí van a llegar a tiempo, también la emergencia, y estamos pues pidiéndole a la ciudadanía que apoye para que en la medida en que se disminuyan los contagios pues menos camas se van a necesitar”, expresó.    

Además indicó que también el número de ambulancias se incrementó hasta 60 unidades que estarán atendiendo los traslados covid y evitar situaciones de falta de movilización de pacientes con urgencia como ocurrió este sábado.

La plantilla de médicos de Locatel también subirá a 50 más, además las jornadas laborales se ampliarán.

Sheinbaum insistió en que la ciudadanía va a cumplir las medidas restrictivas y los hospitales no se verán rebasados.

“Nosotros creemos que la gente va a cumplir y que va a ir, en su momento, disminuyendo el número de hospitalizaciones, ya lo vivimos en mayo, en abril-mayo, y pensamos que hoy la gente va a cumplir y en la medida en que todos cumplamos, en esa medida pues este incremento de la capacidad hospitalaria va a permitir que podamos atender a las personas que enfermen gravemente”, expresó.    

Al pueblo sabio le vale

Mientras tanto, desde la instalación del semáforo rojo en la capital mexicana, hordas de compradores abarrotan las tiendas para hacer sus compras navideñas, y muchedumbres pueblan las calles rodeando a los puestos de vendedores ambulantes, desafiando a la muerte en la ciudad que acumula la quinta parte de casos activos de todo el país, y que en un solo mes duplicó la cantidad de enfermos graves.

“La gente es muy necia, no acata órdenes, no sabe cuidarse”, dijo a Forbes Patricia Cárdenas, una vendedora de artesanías que acudió al centro capitalino en busca de insumos para elaborar sus productos.

“Que no se quejen si alguien se muere”.

Deja un comentario