Cher ayuda a salvar a Kaavan, el elefante más solo del mundo

0
18

#OtraDeEspectáculos

Entre tanta nota banal como las que salen del clóset, de las que posan en bikini o arman escándalo para mantenerse vigentes, les encontré una información positiva amigos de Primera Plana, y es que un elefante fue rescatado de una vida de 30 años de soledad y en muy malas condiciones.

La cantante Cher, a sus 74 años de edad, vuelve a ser nombrada pero por una buena causa, y es que ayudó a un elefante de nombre Kaavan que se hizo famoso como ‘el elefante más solitario’, este paquidermo tenía 30 años en condiciones de cuidados deficientes, con 36 años de edad, con sobrepeso y maltrato, por lo que llamó la atención de algunos defensores de animales que solicitaron su traslado a un hogar adecuado para él, pero se requería de una suma considerable para ello.

La interprete de ‘Believe’ se enteró y se interesó en ayudar para que el elefante fuera trasladado de un zoológico de Pakistán a Camboya. Esta causa fue impulsada por Cher en redes sociales quien viajó a Pakistán para despedirlo, la cantante llegó al aeropuerto de Siem Raep donde saludó con entusiasmo a la gente pues quiso ser testigo de que el animal viajara con las condiciones adecuadas; al final, el elefante de 10 toneladas viajó por 10 horas y necesitó 200 kilos de comida para alimentarse en el viaje.

Kaavan tuvo un viaje sin precedentes y por fin llegó al santuario animal de Oddar Meanchey, su nuevo hogar donde convivirá con 600 elefantes más.

“Camboya está encantado de recibir a Kaavan, quien ya no será más ‘el elefante más solitario del mundo'”, indicó el ministro del medio ambiente Nhet Peaktra.

Por todo lo anterior he querido compartirles el noble gesto de la cantante Cherylin Sarkisian, quien nos demuestra que puedes resurgir y ser nombrado pero por buenas obras y no por escándalos, o ¿ustedes qué piensan amigos?, quizá si todos los famosos o pudientes quisieran llamar la atención al estilo de Cher, este mundo se empezaría a enderezar. Nos saludamos en #OtraDeEspectáculos. ¡Aaaaadiós!

Deja un comentario