Fotos: Captura de pantalla

Liliana Jiménez – Charo, Michoacán

Personal de la Guardia Nacional se trasladó a las instalaciones del Hospital de Alta Especialidad del ISSSTE, tras el arribo de un hombre que con gran prepotencia amenazó con encarcelar a un grupo de trabajadores del nosocomio, el cual realizaba una manifestación pacífica en el lugar.

El hombre, aseguró pertenecer a las oficinas centrales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) pero claro, sin identificarse debidamente.

En videos grabados por los afectados, se escucha al individuo amedrentar a los trabajadores al asegurar que “se está haciendo el aseguramiento del inmueble y está la Guardia Nacional aquí afuera, ustedes están cometiendo un delito y se les va a poner a disposición, al señor y a las señoritas”.

Así fue destruido el material con el que los trabajadores intentaban denunciar la corrupción dentro de la dependencia del Gobierno Federal.

Al agruparse los trabajadores del hospital, hicieron retroceder al atacante y sus acompañantes, y uno de los empleados decidió salir al frente para dejar registrado en video el reclamo del atentado contra su libertad de expresión y manifestación que acababan de sufrir:

Con esto quedó claro que el supuesto abogado del ISSSTE, quien usaba cubrebocas de color negro y traje, además de grabar a los manifestantes, con actitud prepotente arrancó varias pancartas que los empleados habían colocado en el hospital para exigir el respeto a sus derechos laborales y después las tiró a la basura.

“El tipo afirmó ser gente de las oficinas centrales del área jurídica de México, llegó y quitó las pancartas que habíamos puesto, nos manifestábamos pacíficamente. Dijo que hay una carpeta de investigación, pero esa aún no está definida, no hay un veredicto y nosotros ejercíamos nuestra libertad de expresión y de defensa de nuestros derechos laborales”, comentó uno de los trabajadores perjudicados, quien omitió proporcionar su identidad por temor a represalias.

Pero además los trabajadores evidenciaron que la intención del presunto leguleyo era apoderarse de los documentos probatorios de los actos de corrupción dentro de la institución de salud que ellos denuncian con su protesta, haciendo uso de un napoleón para intentar romper los candados que resguardan los archivos:

Mientras tanto, los trabajadores pidieron la intervención del presidente de la República para que “ponga cartas en el asunto”, pues “no se vale” que los trabajadores del Hospital Regional sean violentados de esa manera, con actos llenos de prepotencia y amenazas, cuando dentro del nosocomio se realizan actos de corrupción.

Eventualmente, los ánimos se tranquilizaron y las autoridades del hospital dialogaron con el individuo y los empleados para que el incidente no pasara a mayores.

Aún así, personal de la Guardia Nacional se hizo presente afuera de las instalaciones del ISSSTE.

Deja un comentario