¿Conoces la mantequilla sin lácteos? Te decimos cómo prepararla

19

Ciudad de México – Excélsior

¿Se te antoja comer algo con mantequilla pero no quieres ingerir lácteos? Esta es tu solución, te decimos cómo prepararla, no es nada complicada.

Conocida como mantequilla clarificada, la mantequilla sin lácteos es originaria de la India, donde es conocida como ghee. En la India, la mantequilla clarificada se usa tanto en la cocina para guisar, saltear y freír, pero también se usa mucho en la medicina por las propiedades benéficas a nuestra salud.

No es por nada que en la India la reconocen como oro líquido. La mantequilla clarificada es la grasa que queda de la mantequilla después de que ésta pasa por un proceso de clarificación y colado.

Algunos de sus atributos son:

  • La pueden consumir personas con intolerancia a la lactosa.
  • Tiene un punto de humo muy alto, por lo que se puede cocinar hasta 250°C sin generar radicales libres.
  • Es una gran opción para freír alimentos.
  • Contiene ácido butírico, el cual es una grasa de cadena corta que ayuda a desinflamar el intestino; nutre los enterocitos (la mucosa del intestino); y ayuda a regenera la flora intestinal.
  • Es rica en omegas, lo que ayuda a hidratar la piel, mejora la apariencia del cabello y ayuda al crecimiento de nuestras uñas.
  • Ayuda a reconstruir la membrana de nuestras células ricas en vitamina A, B y K.

No por ser libre de lácetos y contener propiedades benéficas a nuestra salud significa que podemos abusar de ella. Este producto es 100% grasa y es alta en calorías, por lo cuál, consúmelo con medida.

Para preparar mantequilla clarificada te recomendamos utilizar una mantequilla de buena calidad como la orgánica o que sea de vacas de libre pastoreo, esto enfatizará los beneficios a la salud que el ghee aporta a nuestro cuerpo.

Ingredientes

  • 1 kilo de mantequilla de vaca de libre pastoreo sin sal.

Preparación

  • Corta la mantequilla en cubos medianos y colócala en una olla.
  • Cocina a fuego medio hasta que le salga una espuma blanca en la superficie; en este momento baja el fuego.
  • Continúa cocinando a fuego bajo y moviéndola a cada rato; puedes retirar la espuma blanca con una cuchara.
  • Apaga el fuego después de 10 minutos. En este punto la mantequilla debe de tener un color dorado y al fondo, se deben de ver sedimentos sólidos (este sedimento son los residuos de la leche).
  • Pasa el ghee por una manta de cielo para retirar los sedimentos.
  • Conserva la mantequilla clarificada en un recipiente de vidrio con tapa en la alacena.

En caso de que no tengas manta de cielo, puedes colocar la mantequilla en un recipiente con tapa y congelarlo por 4 horas. Pasado este tiempo, los sedimentos de leche quedarán en la parte de arriba lo cuales, puedes retirar con una cuchara.

Una vez que los hayas retirado, puedes conservar la mantequilla en el refrigerador o en la alacena. Queda muy bien sobre pan tostado, en postres, guisados, salteados, platillos al horno, para freír y más.

Utiliza esta mantequilla sin lácteos para preparar los mejores platillos a la mantequilla.

Deja un comentario