A enfrentar las contrariedades sin estrés, invita Mac Kroupensky

17

Beatriz Rojas – Morelia, Michoacán

A dedicar tiempo a uno mismo, vivir el presente, dejar de lado el celular y vivir sin estrés invitó Mac Kroupensky en la charla “Resilencia Emocional: el arma vital para enfrentar la actualidad” (sic.) que impartió para la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) Morelia.

Kroupensky aseguró que el 75 por ciento de las enfermedades son generadas por el estrés, porque se trata de una reacción instintiva al peligro que pone en suspenso varias funciones del organismo.

Es por ello que dedicó una parte de su conferencia a hablar sobre algunas técnicas para evitar el estrés, como llevar una alimentación saludable, hacer ejercicio, respirar hondo, cantar y desarrollar un mantra personal.

También habló de lo que denominó “nomofobia”, lo que describió como “la nueva enfermedad clínica relacionada con el celular”. Es decir, una compulsión con el uso de dispositivos móviles y computadoras la mayor parte del tiempo.

Explicó que esta especie de adicción a los celulares se desarrolla como un intento de vencer el estrés y de conectarse con los conocidos y familiares; sin embargo, recomendó estar presente en el mundo real y no usar el celular cuando recién se despierta, porque es permitiría a otra persona “imponer su agenda”.

Según Mac Kroupensky, “vivimos en un mundo que nos quiere débiles, que nos quiere manipulables” en donde se nos ha programado para preferir la estabilidad y para repetir los que vivimos, aunque sean conductas tóxicas o nocivas.

Para contrarrestar esto, recomendó recordar que “la mayor parte de tus miedos no se volverán realidad” y convertir todas las críticas que nos hacemos a nosotros mismos en aceptación y voltearlas hacia algo positivo.

También dio algunos consejos para “entrenar la felicidad”:

  1. Despertar con gratitud.
  2. La hora dorada (20 minutos de lectura diaria, 20 de ejercicio y 20 de meditación.
  3. Estar presente.
  4. Practicar el reencuentro.

Finalmente, afirmó que la resiliencia emocional se desarrolla a partir de la emocional: gratitud, compasión, aceptación, sentido profundo, perdón y recomendó dedicar el mismo tiempo al desarrollo personal que al trabajo y al sueño. Es decir, ocho horas.

Deja un comentario