Categorías
Sin categoría

Animales callejeros serán protegidos por quienes los alimenten, propone Mayela Salas

Para tener un perro o gato como mascota no se requiere informar a la autoridad, debido a la mala cultura, por lo que no existe un registro formal de quién adquiere uno y luego lo echa a la calle, formuló la diputada local de Morena, Mayela Salas Sáenz, quien busca que quienes alimenten animales callejeros, estén obligados también a protegerlos.

Melissa García – Morelia, Michoacán

Para tener un perro o gato como mascota no se requiere informar a la autoridad, debido a la mala cultura, por lo que no existe un registro formal de quién adquiere uno y luego lo echa a la calle, formuló la diputada local de Morena, Mayela Salas Sáenz, quien busca que quienes alimenten animales callejeros, estén obligados también a protegerlos.

Le legisladora por el Distrito XIV de Uruapan busca reformar la Ley de Derechos y Protección para los Animales en el Estado de Michoacán para que toda persona, familia o comunidad que tenga bajo su cuidado un perro o gato esté obligado a esterilizarlo o evitar su reproducción.

Aunado a ello, agrega que la persona o grupo de personas encargadas de los animales comunitarios, estarán obligados a su protección, no de manera altruista, asegurándose que cuente con vacuna antirrábica, esterilización, desparacitación y actualización de cartilla de vacunación, así como proveerle de agua, alimento y estar al tanto de su buen estado físico y su salud.

Por ello, presentó ante el Pleno del Congreso, una iniciativa con carácter de decreto que fue turnada a la Comisión de Desarrollo Sustentable para su estudio, análisis y dictamen.

En tanto agregó que el Reglamento de la presente Ley deberá puntualizar las normas técnicas y los lineamientos a estas disposiciones, a fin de incluir la esterilización como una medida complementaria a la vacunación, ya que según la cifras que presentó, existen en el país alrededor de 18 millones de perros, 10 millones de los cuales viven en la calle por ser abandonados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *