CNTE Michoacán diseña cuadernillo e imparte clases a distancia a niños marginados

0
59

Cuauhtémoc Castañeda – Morelia, Michoacán

La Unidad de diseño pedagógico del Comité Ejecutivo de la Sección XVIII de la CNTE en Michoacán, ha desarrollado cuadernillos que permitirán a los niños que viven en comunidades marginadas y alejadas, y que no tienen acceso a internet o televisión, continuar sus estudios a distancia, a pesar de la contingencia por la pandemia de COVID-19.

El secretario general del Comité Seccional, Benjamín Hernández Gutiérrez, anunció el proyecto didáctico en conferencia de prensa, en la que cuestionó que la nueva Ley de Educación para el Estado de Michoacán, excluye e ignora la continuidad de la educación indígena.

Refirió que, hoy por hoy, los profesores tienen el enorme reto de concluir el ciclo escolar, ya que al momento de declararse la pandemia apenas se tenía un avance del 70% del calendario escolar, por lo que resulta imprescindible concluirse de la mejor manera posible, con calidad.

Así, ante la compleja situación que se vive en el país, los maestros michoacanos se dieron a la tarea de diseñar el material pedagógico en forma de cuadernillos, que se entregan semana a semana a los alumnos de nivel básico, desde preescolar, hasta tercero de secundaria.

Los cuadernillos son entregados por los maestros a los padres y madres de familia de las comunidades más marginados en Michoacán; los papás y mamás los llevan a su casa, los alumnos trabajan en ellos durante una semana, posteriormente los padres los entregan nuevamente a los maestros, quienes revisan y evalúan los trabajos, y a su vez entrega el cuadernillo correspondiente a esa semana. Y así uno a uno, hasta completar el ciclo escolar.

Los profesores expresaron que han venido abatiendo el rezago a través de estos materiales pedagógicos, aunque Benjamín Hernández Gutiérrez reconoció que nunca se podrá comparar la enseñanza presencial con la educación a distancia, pero ante la difícil situación que enfrenta México por la contingencia sanitaria “no nos queda de otra”, asumió el dirigente de la CNTE.

Agregó que el principal reto al que se han enfrentado, no es la lejanía de las comunidades, sino que en algunos casos los padres no saben leer, ni escribir, y esa situación ha complicado aún más el panorama, pero tienen confianza que con el apoyo de algún otro familiar que tenga una mayor instrucción educativa y apoye orientando a los menores, se pueda superar esta etapa.


Deja un comentario