Mexicanos entran en pánico; no por COVID-19, sino por falta de cerveza

0
13

Antonio Rojas Ávila – Morelia, Michoacán

Luego de que el Gobierno Federal recomendó detener las actividades económicas no esenciales como nueva medida de combate a la expansión de la pandemia mundial de coronavirus, el gobernador de Nuevo León, Jaime ‘el Bronco’ Rodríguez, ordenó la suspensión de la comercialización de cerveza, lo que desató una ola de compras de pánico de la bebida espirituosa que comenzó en Monterrey, pero ya se extiende por todo el país, bajo el nuevo trending topic #LeySeca.

Y es que el mandatario independiente de esta entidad potencia industrial mexicana fue enfático en aclarar que la producción de cerveza no es una actividad esencial, cuestión sobre la cual un importante sector de mexicanos no está de acuerdo.

“No habrá producción; se cierran las empresas cerveceras; se para la distribución de alcohol, y por consecuencia la venta de bebidas alcohólicas”, decretó.

En reacción a esto, Heineken México, empresa neerlandesa con sede en Monterrey, subsidiaria de la corporación cervecera más grande de Europa y propietaria de lo que alguna vez fueron Cervecería Cuauhtémoc y Cervecería Moctezuma, anunció que acatará inmediatamente la orden del gobierno estatal.

Esto llevó a que el público neolonés invadiera las tiendas de autoservicio, de conveniencia y expendios de cerveza y arrasara con toda la ‘sangre de ángel’ que se encontraba en los anaqueles, generando un inmediato desabasto en su capital, una de las principales ciudades del país.

Derivado de ello, inmediatamente comenzó a circular el rumor en redes sociales del cese de operaciones de Heineken y la conducta masiva de consumo comenzó a replicarse en otras ciudades del país, ante el pánico generalizado por imaginar enfrentar la cuarentena voluntaria al lado de la familia, pero sin la bebida alcohólica más consumida en el país.


Las marcas de cerveza que se encontrarían en peligro de extinción son:

  • Heineken
  • Dos Equis
  • Tecate
  • Sol
  • Indio
  • Superior
  • Carta Blanca
  • Bohemia
  • Noche Buena
  • Coors Light
  • Kloster Light
  • Affligem
  • Miller
  • Canijilla
  • Amster Bier
  • Ultra
  • Ipa Lagunitas

Sin embargo, Heineken México no ha hecho comunicado oficial alguno al respecto hasta el momento, y el hecho de que acatará la orden de detener operaciones en Nuevo León, donde se encuentra su sede principal, no significa que cerrará sus plantas en Toluca (Estado de México), Guadalajara (Jalisco), Tecate (Baja California), Orizaba (Veracruz), Meoqui (Chihuahua) y Navojoa (Sonora).

Por otro lado, el Gobierno Federal mexicano ha sido muy cuidadoso, a diferencia de prácticamente el resto de Latinoamérica, de no implementar medidas de reacción a la crisis por el coronavirus que impliquen afectaciones directas a cualquier sector empresarial, por lo que no se espera que la industria cervecera pueda ser obligada en momento alguno a detener sus operaciones a nivel nacional.

Sin embargo, la simple amenaza de la posibilidad de escasez del llamado ‘el más vital de los líquidos’ parece ser la primera sacudida de la pandemia mundial al pueblo mexicano, en un país en donde la mayoría de la sociedad se identifica con el liderazgo presidencial y la figura de Andrés Manuel López Obrador, que se dirige a la nación diariamente por la mañana y desde el inicio de la crisis mundial ha minimizado la gravedad y peligrosidad del SARS-CoV-2 y sostenido permanentemente que los llamados de alerta no son otra cosa que una campaña de desprestigio político en su contra y para manchar su proyecto de gobierno, el cual denominó como ‘Cuarta Transformación’, en referencia a que será tan importante como los principales hitos en la historia de México: la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Así, aún en el país azteca un importante sector de la población sostiene que la enfermedad transmitida es de mínima importancia y letalidad, o que incluso la pandemia global es un invento para afectar la economía mexicana, y con ello al liderazgo de López Obrador. Otros tantos mantienen la versión de que la crisis mundial es una cortina de humo para ocultar acciones para sustentar hegemonías económicas, y aseguran que la ola de muerte que ya llegó al importante vecino del norte es falsa, y por tanto nunca se verá en México.

Mientras tanto, lo que sí unifica las opiniones en el país en general en una sola voz, es la desesperación y expectación por saber que sucederá con la producción nacional de cerveza.

Deja un comentario