Mejores empleos, a pesar de la #4T

0
7

El Tercer Ojo

Por Arturo Tzintzun Mora

A seis meses de iniciada la “Cuarta Transformación” no ha habido sino decepciones. Luego de las altísimas expectativas causadas en más de una década de campaña de Andrés Manuel López Obrador, los mexicanos solamente han encontrado frustraciones en cada una de las decisiones tomadas en el nuevo gobierno.

Separando las acciones en dos grupos: el primero de ellos lo que acontece de manera política, y en el segundo, lo que afecta de manera directa a los ciudadanos. Corresponde a este momento apuntar que el “cambio” solamente ha estado afectando al grueso de la población.

Las guarderías es uno de los sectores más lesionados con la embestida; prácticamente cercenó la posibilidad de que las madres solteras y una buena cantidad de padres y matrimonios pudieran seguir laborando sin la preocupación de la custodia de los menores.

Las becas a los jóvenes que llegaron a las empresas a trabajar, gratis para los empleadores y pagados por el gobierno, ha ocasionado que los patrones despidan una enorme cantidad de trabajadores en pos de mejores dividendos.

Basten solamente dos ejemplos para apuntar que uno de los problemas más sentidos en México es el empleo. Las últimas administraciones incumplieron significativamente con esta deuda que hay para los connacionales. No resultará extraño entender que una buena parte de los votos atesorados por el tabasqueño fue por la promesa de, no solamente generar la cantidad de empleos necesarios, sino además mejorar las condiciones de los ya existentes.

Precisamente en el periodo mencionado, Michoacán ha sido la otra cara de la moneda. De acuerdo a al estudio #MejoresEmpleos elaborado por la COPARMEX, en el primer trimestre son cinco estados los que presentan las mejores condiciones salariales en el empleo formal; Nayarit, Baja California Sur, Sinaloa, Michoacán e Hidalgo, teniendo un porcentaje por arriba del 60% con referencia al resto de las entidades en el país.

El estudio efectuado por el organismo empresarial mexicano mide el porcentaje de los empleos formales con ingresos necesarios para cubrir los puntos básicos de bienestar familiar. Se basa el inicio en un análisis que realiza la organización patronal, a partir de los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, correspondientes al primer trimestre de 2019.

Los indicadores cambian, ya que las entidades superaron a otras que históricamente han registrado buenos números en materia de empleo y desarrollo económico, que son Querétaro, Jalisco, Nuevo León y Guanajuato. De la misma forma los peor calificados son los estados de Morelos (37.5%), Estado de México (42.3%), Veracruz 43.3%), Ciudad de México (44%) y Guerrero (44.9%).

El mínimo histórico en esta medición pertenece a Morelos, con 29.5 por ciento registrado en el segundo trimestre de 2016.

Quizá la conclusión sea que, a pesar de las acciones “morenistas”, los estados han trabajado de manera alternativa en el contexto laboral, trabajado su propia transformación. Una real, no simulada… no ficticia. No demagógica.

Deja un comentario