FOTO Y VIDEO: Agencia Altorre

Morelia, Michoacán.- Por irregularidades en la licitación, adjudicación, ejecución de trabajos y obras fantasma en el Parque Lineal del Río Chiquito de Morelia, se presentaron dos denuncias administrativas y una penal contra Alfonso Martínez Alcázar, alcalde con licencia y candidato independiente que busca la reelección.

Así lo dio a conocer Miguel Ángel Chávez Zavala, vocero de la coalición Por Morelia al Frente (PRD-PAN-MC).

En conferencia de prensa, el panista opinó que los 2 años 7 meses en que Martínez Alcázar encabezó la Presidencia Municipal estuvieron “manchados de corrupción”, tan es así, dijo, que “puede entrar dentro de las tres administraciones más corruptas” que ha tenido la capital michoacana.

Las denuncias van dirigidas contra Alfonso Martínez como alcalde con licencia; Alberto Guzmán Díaz, tesorero municipal; José Antonio Plaza Urbina, ex secretario de Efectividad; José Orozco Toledo, contralor municipal; Fernando Sosa Tapia, secretario de Desarrollo Metropolitano, José Cárdenas, director de Proyectos; Cuauhtémoc García, director de Infraestructura, y los que resulten responsables.

Chávez Zavala refirió que al tratarse de una obra a partir de una mezcla de recursos de los tres niveles de gobierno por 58 millones de pesos (28 millones federales, 20 millones municipales y 10 millones estatales), se presentaron tres denuncias.

Las primeras dos son de corte administrativo y se presentaron ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Secretaría de la Función Pública (SFA), mientras la tercera, de naturaleza penal, se presentó ante la Fiscalía contra el Combate a la Corrupción de la Procuraduría General de la República (PGR). Además, se tiene contemplado presentar una más ante la Secretaría de Contraloría del Estado de Michoacán (Secoem).

“La obra del Parque Lineal es un auténtico cochinero y un auténtico fraude a los impuestos de los morelianos”, acusó el ex dirigente estatal del PAN.

Chávez Zavala dijo que las denuncias se sustentaron en que el proyecto inicial no cumplía con las especificaciones de un parque lineal.

“La licitación fue opaca porque no se acreditó que otros concursantes hayan podido mejorar la propuesta económica de la empresa a la que se le adjudicó la obra”, puntualizó.

Asimismo, el vocero frentista afirmó que se detectaron sobreprecios en los artículos y mobiliarios del parque lineal, además de obra pagada no ejecutada, es decir “obras fantasmas”.

Deja un comentario