Expresidentes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI solicitaron un juicio para pedir la invalidez de la Asamblea Nacional Ordinaria del tricolor y las reformas a los Estatutos y otros documentos del partido. El juicio ha sido promovido ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicatura de la Federación (TEPJF).

Dulce María Sauri Riancho, Enrique Ochoa Reza y Pedro Joaquín Coldwell, con el respaldo de Manlio Fabio Beltrones, entre otros, consideraron que el pasado 7 de julio se celebró, “de manera ilegal y contraria a los estatutos de nuestro partido político”, la 24 Asamblea Nacional Ordinaria del PRI.

En dicho encuentro se modificó el artículo 178 de los estatutos para permitir que los titulares de la presidencia y la secretaría general del partido puedan ser electas hasta por tres periodos consecutivos de cuatro años.

De esa manera, el actual dirigente Alejandro “Alito” Moreno podría estar en el cargo hasta 2032. Su administración comenzó en 2019. Además de esta impugnación, los expresidentes priistas aseguraron que continuarán realizando otras objeciones contra las reformas que se han hecho a los documentos básicos del partido, como la Declaración de Principios, Programa de Acción y el Código de Ética Partidaria.

Francisco Labastida Ochoa, exgobernador de Sinaloa y militante desde 1964, ha asegurado en diversos medios de comunicación que, si Alejandro Alito Moreno es reelegido como presidente nacional, el partido va a morir.

La noche de este miércoles, antes de que se emitiera el comunicado, el Consejo Político Nacional del PRI aprobó que sea la Asamblea de Consejeros, en una fecha aún por precisar, la que elija al próximo dirigente del tricolor para el periodo 2024-2028.

Por otra parte, los ex líderes del PRI anunciaron que declararán “la madre de todas las batallas” contra “Alito” Moreno, luego de que el dirigente nacional priista acusara que entre ellos hay militantes implicados en el asesinato del ex candidato Luis Donaldo Colosio.

Deja un comentario