Luego del partido de la semifinal de Copa América que Colombia le ganó a Uruguay 0-1 con gol de Jefferson Lerma, jugadores de este país subieron a las gradas para salvar a sus familiares de los hinchas colombianos en medio de una pelea descomunal.

Tras el pitazo final del árbitro este 10 de julio en el Bank of America Stadium, de Charlotte, los uruguayos tomaron de mala forma la derrota y tras la celebración de sus colegas, comenzaron una trifulca.

Poco después, Ronald Araújo, Darwin Núñez y el portero Sergio Rochet y otros jugadores de la selección de Uruguay subieron a la grada a agarrase a golpes con aficionados de Colombia, supuestamente, para defender a sus familiares.

Núñez, jugador del Liverpool de Inglaterra, fue de los más activos en la pelea e incluso quiso agredir con una silla de metal.

Según la información de EFE, José María Giménez, capitán de la selección uruguaya, aseguró que los jugadores de la celeste saltaron a la grada para defender a sus familias que corrían peligro.

“Tuvimos que meternos a la tribuna a sacar a nuestros seres queridos, con bebés chiquitos y recién nacidos. Un desastre todo. No había ni un solo policía, cayeron a la media hora. Un desastre todo y nosotros ahí dando la cara por los nuestros”, dijo Giménez en declaraciones televisivas.

La Confederación Sudamericana de Futbol emitió un comunicado, donde condena los hechos y no descartó posibles sanciones contra los jugadores.

Colombia jugará la final del torneo continental el domingo 14 de julio frente a Argentina en Miami.

Deja un comentario