Imagen de referencia

El productor agrícola Jorge Antonio Medina Sánchez denunció que se “secuestra” el agua en los distritos de riego. “Los productores con poder adquisitivo obtienen más horas de riego al soltar dinero”, refirió Jorge Medina Sánchez, productor local.

En entrevista para Primera Plana MX, Medina Sánchez explicó que los sobornos rigieron la distribución del vital líquido durante la temperada de estiaje, dejando a los productores más pequeños al final de la lista.

“Si no tengo para soltar dinero, me avientan al final de la lista”, afirmó.

Jorge Antonio Medina Sánchez trabaja en las tierras de su abuela, quien es la dueña de las parcelas en Tarímbaro. A lo largo de los años, han recibido apoyo en forma de fertilizantes, como abono de urea, lo que ha sido de gran ayuda para reducir los costos de producción.

Uno de los principales desafíos que enfrentan los agricultores es la decisión de qué cultivos sembrar. Mientras algunos optan por alquilar parcelas para cultivos más rentables como arándanos o aguacates, Medina Sánchez ha decidido seguir sembrando maíz. Sin embargo, esta elección se ha vuelto más complicada debido a la falta de agua y al aumento de costos.

Las primeras lluvias suelen beneficiar a quienes siembran semillas de temporal, pero aquellos que utilizan semillas trabajadas deben regar constantemente, lo que incrementa los gastos.

La familia de Medina Sánchez se dedica principalmente al cultivo de alfalfa y maíz. Sin embargo, la sequía y el manejo del agua han afectado gravemente sus operaciones. Esto ha reducido considerablemente su margen de utilidad, pasando de un 40% hace unos años a apenas un 5 o 10% en la actualidad.

El aumento de los costos de producción ha llevado a un incremento en el precio del elote, pasando de 1.80 pesos a 2.20 pesos por pieza. A pesar de esto, los márgenes de ganancia siguen siendo bajos, lo que complica la sostenibilidad de los productores agrícolas.

La situación descrita por Jorge Antonio Medina Sánchez refleja una problemática común entre los agricultores de la región, quienes luchan por mantener sus cultivos a pesar de las adversidades económicas y las injusticias en la distribución del agua.

Deja un comentario