Fotos: Alberto Barrera/ACG

La mañana de este miércoles fueron colocadas tres mantas en “Las Tarascas” ,en el centro de Morelia, en las que se exige justicia por el feminicidio de María José Medina Flores “Marijo”, a unas horas de que se realice la tercera audiencia de fallo a más de 7 años de cometido el cobarde crimen.

Los rótulos fueron colgados en dicha fuente, localizada sobre la avenida Francisco I., Madero, en ellos se puede leer “Marijo rogó por su vida JUSTICIA”, “Soportó más de 200 golpes antes de ser asesinada, exigimos pena ejemplar” y ”Marijo rogó por su vida, sentencia máxima a sus femenicidas”.

Será este día a las 14:00 horas, en la sala cinco, cuando se lelve a cabo la tercera audiencia de fallo luego de que la primera fuera anulada y en la segunda se decretó un receso, ya que el tiempo no fue suficiente para contraargumentación de las dos partes.

Por lo que será 24 horas después (jueves 11 de julio) cuando el juez Cristóbal Luviano, de acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales, emita el fallo condenatorio de los dos presuntos implicados, tanto de Francisco “N” como de Cristian “N”.

Marijo de 19 años de edad, era originaria de Salvatierra, Guanajuato y estudiaba Veterinaria en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), y fue brutalmente asesinada en febrero del 2017, tras salir del bar “Barezzito”, ubicado en la zona de Altozano.

Según se ha conocido durante el proceso penal, la víctima fue privada de su libertad, abusada, golpeada, torturada y finalmente fue asesinada con un disparo en la cabeza.

Durante cuatro años, el caso permaneció olvidado por la entonces Procuraduría General del Estado y no fue sino hasta el 2021 y 2022 que se detuvo a los presuntos responsables.

El 20 de mayo del 2002, la Fiscalía General del Estado emitió el acuerdo de ofrecimiento y entrega de recompensa, para la localización y detención de Alexis Gutiérrez Padilla, también relacionado en el feminicidio, persona que aún se encuentra prófuga de la justicia.

Deja un comentario