La dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) acusó directamente a la magistrada electral Alma Rosa Bahena de emitir sentencias derivadas de intereses personales.

A pesar de que las sentencias a las que se refirieron el dirigente estatal, Guillermo Valencia; la secretaria general, Edna Martínez, y el representante del tricolor ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Alejandro Bribiesca, fueron aprobadas por mayoría y en algunos casos por unanimidad, ellos acusaron directamente a la magistrada, por haber pertenecido a la administración de Alfonso Martínez hace varios años.

“El actuar de una magistrada, Alma Bahena, es antipriista, lleva dedicatoria todo lo que ella resuelve y obedece a sus relaciones personales”, declaró Edna Martínez.

El dirigente estatal le había dado la palabra en su rueda de prensa semanal para no señalarla él, porque “ahora está muy de moda la violencia política en razón de género”; sin embargo, relacionó la situación del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) con la reforma al Poder Judicial que propone Andrés Manuel López Obrador, al señalar que se debe analizar qué perfiles se coloca tanto en este órgano, que no depende del Poder Judicial, tanto en éste y asegurando que con este actuar se le daba la razón a los impulsores de la reforma.

Adelantó que propondrá una iniciativa en el Congreso local para que quienes ostentaron cargos públicos o en un partido político se vean impedidos para asumir un cargo de carácter electoral.

Particularmente, criticaron la decisión del TEEM de repetir la elección de Irimbo porque la candidata del PRD, Azucena Ruiz, sufrió violencia política en razón de género. Según los priistas, sí la hubo, pero su candidato no fue el responsable.

Guillermo Valencia cuestionó que se haya determinado anular los resultados de esta elección y no en las que hubo afectaciones de parte del crimen organizado, como Ocampo y Jacona y adelantó que se buscará anular esta sentencia en los tribunales federales.

Alejandro Bribiesca, por su parte, celebró que se haya anulado la de Chavinda, pues en este caso la impugnación la presentó el PRI, pero dijo que le pareció excesivo declarar la nulidad en Irimbo.

Agregó que en Morelia hubo irregularidades con la repartición de regidurías plurinominales, pues se le dio una a Movimiento Ciudadano, cuando el PRI tuvo más votos, pero que no se aceptó su recurso de impugnación porque se presentó de manera extemporánea y culpó de ello al IEM, pues pasó a una oficina intermedia antes de canalizarse al TEEM.

Los argumentos de Edna Martínez en el caso de Irimbo fueron que la persona que violentó a la candidata del PRD lo hizo también contra el PRI hace tres años, que los votos de los habitantes del municipio han favorecido al tricolor desde 2018 y que en casos similares no se han anulado elecciones, sino que se han impuesto sanciones.

“El afectado sistemáticamente es el PRI de los priistas”, se lamentó Guillermo Valencia.

Deja un comentario