Reportan la destrucción parcial del templo de San José Obrero, la iglesia principal en este municipio de Coahuayana. No se descarta que se pudiera tratar de un explosivo arrojado desde un dron.

Los hechos se registraron la tarde de hoy, cuando se escuchó una fuerte explosión en el centro de Coahuayana, y de inmediato habitantes revisaron el lugar para ver qué había ocurrido.

Descubrieron entonces que la explosión se había registrado en la iglesia de San José Obrero, ubicada sobre la avenida Hidalgo, en pleno centro de Coahuayana, por lo que revisaron la zona para auxiliar a alguna víctima.

Al ingresar descubrieron que gran parte del techo del templo había sido destruido y también algunas áreas y mobiliario de su interior, sin que se registraran víctimas.

Autoridades municipales solicitaron apoyo de SEDENA, pero les informaron que tenían que enviar un escrito de solicitud para que les puedan asignar a un experto. De igual forma la Fiscalía de Michoacán respondió a las autoridades municipales que “a ver” si mandaban peritos.

El presidente electo, Andrés Rafael Águilas Mendoza, ante los hechos, solicitó a los habitantes unidad y mantener la calma.

Deja un comentario