Foto: ACG

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, descartó la remoción del titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Adrián López Solís, pese a la reciente mayoría obtenida por Morena en el Congreso del Estado.

Ante cuestionamientos sobre la posibilidad de remover a López Solís debido a su cercanía con el ex gobernador Silvano Aureoles Conejo, Bedolla afirmó: “No hay ninguna situación en ese sentido”.

La Secretaría de Contraloría del Estado de Michoacán (Secoem) ha iniciado investigaciones sobre la malversación de 20 mil millones de pesos durante el mandato del ex gobernador perredista Silvano Aureoles Conejo. Adrián López Solís, quien actualmente ocupa el cargo de fiscal de Michoacán, fue secretario de Gobierno durante el primer periodo de Aureoles.

Críticos han señalado que se han presentado casi 20 denuncias contra el ex gobernador y cerca de 60 de sus colaboradores ante la FGE. Sin embargo, hasta el momento, no se ha visto una administración plena de justicia en estos casos.

Deja un comentario