Un desconocido disparó en plena calle contra el el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, quien se desplomó en el suelo antes de ser trasladado con urgencia a un hospital en helicóptero.

Según medios locales de este país europeo el autor de los disparos fue detenido por las fuerzas de seguridad eslovacas.

El ataque se produjo cuando Fico abandonaba la Casa de la Cultura, de la localidad de Handlová, en el centro del país, donde el Ejecutivo, formado por izquierdistas y ultranacionalistas, celebró una reunión, informa el diario Denník N.

Fico estaba saludando a un pequeño grupo de ciudadanos reunidos en el exterior, uno de los cuales tenía una pancarta antigubernamental, cuando se escucharon varios disparos.

Un testigo que estaba cerca del primer ministro en el momento del ataque, citado por Denník N, aseguró que Fico tenía heridas y sangraba.

El Parlamento eslovaco suspendió la sesión que estaba celebrando.

Deja un comentario