De haber fallecido en el atentado en su contra en 2021, ya existiría un documental en Netflix sobre la vida de Guillermo Valencia Reyes, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), o al menos eso es lo que él cree.

“Si a mí me hubieran matado hace tres años, habría también un documental de Netflix y sería lo más cercano a la justicia que habría tenido”, manifestó el priista, cuando se le preguntó su opinión sobre la producción “El guardián de las monarcas”, que gira en torno a la figura y la muerte de Homero Gómez.

Aunque confesó que no lo ha terminado de ver, Guillermo Valencia, en consonancia con el gobernador del estado, Alfredo Ramírez, da por cierto todo lo que se sugiere en dicho documental, en donde se presenta como sospechoso al dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Octavio Ocampo, así como a la entonces regidora Karina Alvarado.

“No puede ser que lo mas cercano a la justicia sea un documental de Netflix”, se lamentó el dirigente.

Para el priista, la Fiscalía General del Estado (FGE) actúa con intereses políticos y actúa de manera “facciosa, sirviendo a intereses políticos”.

“Desde que pasó lo de Homero, yo lo conocía, siempre supe que había algo extraño, me pronuncié al respecto, en Zitácuaro también con los periodistas, uno de ellos señaló directamente al alcalde, hoy candidato a reelección”, continuó.

Antonio Ixtláhuac Orihuela actualmente es candidato de Morena en búsqueda de la reelección como presidente municipal de Zitácuaro, aunque hasta 2019 militó en el PRI. Por otro lado, el PRI va en candidatura común con el PRD en varios municipios y distritos locales, y en coalición en los cargos federales.

“Si no hubieran hecho el documental, todos seguiríamos pensando lo que dijo la fiscalía y ahora van a decir que es ciencia ficción, vivimos en un estado que se asemeja mucho a la ciencia ficción”, continuó el líder priista.

Culpó a la fiscalía de irregularidades en el caso de su atentado y de no querer aprehender a los otros actores materiales de su caso, por no querer dar con los autores intelectuales y aseguró que se trató de algo político y no por su liderazgo en la organización Revolución Social.

Opinó que el fiscal general, Adrián López Solís, debió continuar con su carrera política y de paso criticó también al Poder Judicial, pues aseguró que los jueces también tienen motivaciones políticas en su actuar. En ese sentido, deploró que un juez no le haya reconocido su calidad de víctima porque no viajaba en la camioneta a la que le dispararon en 2021.

Deja un comentario