Foto: Alfredo Soria / ACG

Apenas van dos días del arranque de las campañas locales, pero ya desde las primeras horas del 15 de abril los principales cruceros de Morelia se vieron invadidos por los logos de los disitintos partidos políticos, nacionales y locales.

Familias enteras se desplegaron: niñas, niños, adolescentes, mamá y papá y hasta los abuelitos. Algunos les llaman “promotores”; otros, “ejercito de defensores” de equis proyecto político. Acarreados, dirían otros.

Pese al intenso calor, se mantuvieron en la calle durante 12 horas ondeando banderas, repartiendo propaganda, pegando microperforados, luciendo playeras y cachuchas de los partidos políticos y candidatos que los contrataron.

No se sabe a ciencia cierta cuanto les pagan, pero 300 pesos por toda la jornada es la respuesta más común que brindan a Primera Plana MX.

Casi al final del primer día, en el cruce de las avenidas Solidaridad y Ventura Puente, el tedio y los 30 y tantos grados de temperatura que se dejan sentir en la ciudad hicieron lo suyo y pasó lo que tenía que pasar: las tropas de Carlos Torres Piña y Alfonso Martínez Alcázar se liaron a golpes.

Apenas fue una escaramuza. Gritos, manazos al aire y alguna piedra que -afortunadamente- se quedó en la mano del agresor.

El segundo día escaló la violencia, pues a las afueras de un debate organizado por CB Televisión, los seguidores del candidato a diputado federal Roberto Carlos López, de Fuerza y Corazón por México, y de Sigamos Haciendo Historia, pasaron de los gritos a la acción y dos simpatizantes del Partido Verde terminaron en el hospital. Uno con una mano rota, al parecer.

Atrás quedaron esos tiempos en que los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) eran uno mismo en las boletas electorales. Ahora, enemigos acérrimos que reaccionan como porras futboleras, a la menor provocación. A decir de ellos mismos, bajo los efectos del alcohol.

Y apenas vamos en el tercer día, aun queda un largo tramo por recorrer, justo en la época más candente de este 2024 en la capital michoacana.

Deja un comentario