El Pleno del Congreso del Estado aprobó adicionar el artículo 15 bis a la Ley de Salud, para que adultos mayores y mujeres embarazadas tengan preferencia en la prestación de los servicios de salud.

Mediante la Comisión de Salud y Asistencia Social, se dictaminó la propuesta del diputado del PVEM Ernesto Núñez, mediante la cual se decretó que, a los usuarios de estos dos grupos vulnerables se les deberá brindar acceso preferente en las ventanillas y consultorios, así como en la ministración de medicamentos.

Los legisladores coincidieron que conforme a las normas de inclusión para personas mayores, los principios humanitarios demandan que tanto la protección como la asistencia humanitaria se brinden en función de la necesidad, sin ningún tipo de discriminación.

Asimismo, desatacaron que la Norma Oficial Mexicana NOM-007-SSA2-2016 para la Atención de la Mujer durante el Embarazo, Parto y Puerperio, y de la Persona Recién Nacida, prevé el establecimiento de los criterios mínimos para la atención médica a la mujer durante cualquiera de las etapas referidas y a la persona recién nacida, norma que es obligatoria en el territorio nacional.

Deja un comentario