El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, explicó que el déficit de agua en el Lago de Cuitzeo, se remonta a 1938; luego de que el cuerpo de agua quedara aislado de la cuenca del río Lerma.

El mandatario estatal señaló que el lago experimenta desecamiento desde épocas críticas de sequía, desde la década de los setentas del Siglo XX.

Foto: ACG

El gobernador destacó la importancia de alargar este proceso natural de desecamiento, proponiendo la administración eficiente del agua mediante la implementación de líneas de agua tratada para la irrigación de tierras. Además, se busca evitar la pérdida por evaporación, priorizando sistemas de riego por goteo modernos provenientes de la planta de Atapaneo.

El Lago de Cuitzeo, ahora dividido en tres cuerpos, enfrenta desafíos en su cuenca principal: Morelia, Charo, Indaparapeo y Queréndaro. Bedolla subrayó la necesidad de campañas de reforestación y medidas legales sólidas en pro de la justicia ambiental. La protección contra cambios de uso de suelo y la deforestación, especialmente relacionada con la producción de aguacate, se identifican como elementos clave en la preservación del lago.

Deja un comentario