Según una nota de amplia circulación en las redes, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró, en una declaraciones que llaman a la controversia, que la aspirante presidencial de la oposición Xóchitl Gálvez Ruiz es una persona “ladina, clasista y racista”, igual que los otros conservadores.

“Pero, además, como nació en un pueblo de Hidalgo pensaron que su origen sería útil para favorecer una supuesta imagen popular, cuando en realidad es ladina e igual de clasista y racista que los conservadores de mayor rango o nivel en la escala económica, social y política del país”.

En su más reciente libro “¡Gracias!” (del cual El Universal tuvo acceso) el presidente López Obrador dijo que la gente no se ha dejado engañar y aunque “la oligarquía y los medios de manipulación se empeñan en inflarla, el globo no ha levantado ni levantará”.

El Mandatario señala que estos son nuevos tiempos de transformación y el pueblo no permite que alcen el vuelo los falsarios, los oportunistas y los corruptos.

López Obrador destacó que Gálvez ha trabajado con los conservadores en diversas etapas, entre ellas, como coordinadora de los pueblos indígenas durante el gobierno de Vicente Fox, y como delegada en Miguel Hidalgo durante la administración de Enrique Peña Nieto, una zona reconocida por albergar a los sectores más acomodados del país.

Deja un comentario