La noche del sábado 13 de enero, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco informó sobre la localización de un grupo de ocho mujeres de nacionalidad colombiana que presuntamente habían sido secuestradas por el Cártel Jalisco Nueva Generación y eran víctimas del tráfico de personas.

Siguiendo una solicitud del Consulado de Colombia en Cancún, los agentes ubicaron a las jóvenes en un hotel de paso de la ranchería Anacleto Canabal, cuarta sección, sobre la carretera Villahermosa-Cárdenas, en el municipio de Cárdenas, en Tabasco.

En días recientes se había denunciado que este grupo de scorts había sido enviado a una fiesta privada en el municipio de Cárdenas por un hombre identificado como Saulo David Sánchez Zetina, alias “El Jaguar”, relacionado con el crimen organizado.

Según la Fiscalía, las ocho mujeres se encontraban sanas y salvas. En un comunicado emitido ayer domingo indicó:

“De las primeras declaraciones obtenidas de ellas y los datos recabados, de momento no se puede determinar que hubieran sido privadas de su libertad o estuvieran retenidas en contra de su voluntad. Ellas mismas afirmaron tener documentos que avalarían su estancia en el país”.

“Nosotras estamos acá de voluntad”, aseguró Mariana García Muñoz, una de las ocho mujeres colombianas que fueron reportadas supuestamente como desaparecidas por sus familiares.

En un video reproducido por El Universal, la joven extranjera aseguró que ellas llegaron a Villahermosa por voluntad propia y que tienen su documentación en regla. Sin embargo, en la grabación de 55 segundos no explica dónde radica el domicilio donde se estaban quedando en Villahermosa ni por qué estaban incomunicadas.

Sobre el audio pidiendo perdón, que ella envió a su madre en Colombia, Mariana reveló que se encontraba bajo los efectos del alcohol y en un estado muy sentimental.

En su conferencia de prensa de este lunes 15 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las jóvenes colombianas están bien y que entraron al país como turistas.

“Lo importante es que están sanas, a salvo, la información que tenemos es que entraron como turistas y empezaron a tener actividades recreativas, de amistad, fueron invitadas a fiestas y se les dio como secuestradas”.

Deja un comentario