Otras 229 mil hectáreas de áreas naturales se sumarán este año al patrimonio de conservación decretado por la administración estatal, informó el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla.

Luego de notificarse al mandatario que se encuentran avanzados los estudios para continuar la estrategia de protección y cuidado de los recursos naturales, Ramírez Bedolla aseguró que aumentará en más del 100 por ciento el patrimonio de conservación.

De acuerdo a registros de la Secretaría de Medio Ambiente del estado, en Michoacán se tienen 87.6 mil hectáreas dentro del Sistema Estatal de Áreas para la Conservación del Patrimonio Natural, de las cuales 15.2 mil fueron decretadas por esta administración.

A lo que la propuesta es proteger 106.7 mil hectáreas de superficie de la franja aguacatera en 10 municipios: Ario, Los Reyes, Nuevo Parangaricutiro, Peribán, Salvador Escalante, Tacámbaro, Tancítaro, Tingüindín, Uruapan y Ziracuaretiro.

Así como 50.2 mil hectáreas en los polígonos de la cuenca del río Duero conformado por Chavinda, Chilchota, Ixtlán, Jacona, Pajacuarán, Purépero, Tangamandapio, Tangancícuaro, Tlazazalca y Zamora.

Otras 31.5 mil hectáreas verdes de la cuenca de Cuitzeo que comprenden los municipios de Copándaro, Santa Ana Maya, Huandacareo, Chucándiro, Tarímbaro, Álvaro Obregón, Charo, Indaparapeo, Queréndaro, Zinapécuaro y Cuitzeo.

Además de 33.3 mil hectáreas de superficie en la cuenca de Pátzcuaro cuya región incluye a Copándaro, Erongarícuaro, Quiroga, Nahuatzen, Pátzcuaro, Tingambato y Tzintzuntzan.

En la región Bajío, el Cerro Grande ubicado entre La Piedad y Yurécuaro, también será protegido en una superficie de 5.7 mil hectáreas, así como 1.3 mil hectáreas verdes en Coahuayana, Lázaro Cárdenas y Tumbiscatío de la región Sierra-Costa.

Deja un comentario