Desde su llegada por la Calzada Fray Antonio de San Miguel se anticipaba una gran recepción y que el presidente municipal Alfonso Martínez Alcázar, iba a divertirse y a pasarla bien.

El alcalde fue recibido por un grupo de comerciantes que participan en las Fiestas Guadalupanas, los cuales agradecieron el respaldo del gobierno municipal hacia esta celebración que es toda una tradición en Morelia.

Porras, abrazos y selfies, fueron las muestras de apoyo hacia el presidente, que respondió con el mismo entusiasmo a las y los comerciantes y con muchas selfies a los asistentes, varios de ellos, jóvenes que aprovecharon para tomarse una foto.

Con una bolsa de cañas en mano y un ponche de frutas en la otra, Alfonso Martínez recorrió los puestos de antojitos, juguetes y ropa, hasta llegar a los juegos mecánicos.

Ahí, no dudó en subirse a los carritos chocones para tomar el volante y dar, recibir y esquivar golpes; eso sí, sin perder la risa pues fue el juego que más disfrutó.

Lo invitaron también a la rueda de la fortuna a la cual se subió sin dudarlo un instante; en su recorrido encaró al “toques toques”.

Después de más saludos y selfies, el presidente llegó a los futbolitos y se aventó varios partidos con los comerciantes, haciendo gala de su destreza “hasta paredes de la facultad de derecho”, le soltaron.

Las Fiestas Guadalupanas son una tradición en Morelia, ahí se pueden encontrar cañas, juegos mecánicos, al presidente en los futbolitos, recibiendo toques o, si tienen suerte, en los carritos chocones.

Deja un comentario