El pequeño Óscar, de tan solo 11 años, falleció este jueves en su domicilio, al presentar complicaciones de salud, tras no lograr reponerse de las múltiples lesiones que sufrió al ser embestido por un auto el pasado 21 de septiembre.

El día de los hechos, el niño se encontraba con su mamá en la esquina de avenida Madero Poniente y calle Ángel del Campo de la colonia Jardines de Sindurio esperando el camión, donde el conductor de un auto Seat Ibiza de color rojo perdió el control al conducir a alta velocidad y en estado de ebriedad, y se proyecto contra el niño, lo que resultó en la amputación de sus dos brazos.

El chofer de la unidad fue asegurado por varias personas que lo entregaron a la Policía Morelia.

Óscar fue trasladado en un helicóptero al Hospital Infantil de Ciudad Salud, donde luchó por su vida hasta que semanas después fue dado de alta y ahí comenzó el camino de rehabilitación, con apoyo de ciudadanos que dieron aportaciones económicas, ya que su familia es de escasos recursos.

Sus papás lucharon contra la corriente, haciendo frente a una problemática que nunca esperaron vivir, pero la madrugada del jueves 7 de diciembre la salud del pequeño Óscar comenzó a complicarse y horas después se confirmó su muerte.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para la práctica de necropsia de ley, mientras continúa el proceso legal en contra del presunto responsable, pues el pasado 24 de septiembre, la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE) obtuvo de un Juez de Control vinculación a proceso en contra de Leonardo “N” por su probable participación en el delito de lesiones, el cual seguramente habra de ser reclasificado a homicidio imprudencial.

Durante el término constitucional, el imputado fue puesto a disposición del órgano jurisdiccional que decretó legal la detención, lo vinculó a proceso y le fijó prisión preventiva justificada, así como dos meses para el cierre de la investigación complementaria.

Deja un comentario